14 de diciembre de 2012

eSPiNaCaS CoN BeCHaMeL aL QueSo De CaBRa Y PiÑoNeS

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Y la croqueta dijo NO...
 
Podría contaros milongas pero no es plan. Esta es la historia de unas croquetas frustradas... pero bueno, dado que el resultado ha quedado comestible y queda feo que yo lo diga, pero además está muy rico y tiene verdurita camuflada, pues me dije a mí misma... "Wendy reinvéntate!!!!!" y si no salen las croquetas por falta de cohesión, pues sácate de la manga unas espinacas cremosas...  Nunca lo he confesado pero muchas de las recetas que hago aquí las hago por primera vez, para ver si realmente son a prueba de dummies o no. Esta no. Vaya.

Antes de decidir la "reinvención" del plato pasé por varias fases de desesperación, entre ellas el intentar darles forma (con cucharas, palillos, moldes, manos...), enharinarlas (poniendo toda la encimera blanca), empanarlas (terminando con unos guantes de boxeo de huevo y pan), y hasta freírlas (con el consiguiente pringue aceitero) para darme cuenta de que NO. Señores las espinacas me dijeron que no. Que ellas no se iban a amoldar a mis caprichos... así que cuando una espinaca dice que NO es, obviamente, que NO.

Por cierto, por aquí me comentan que si las dejamos hasta el día siguiente en el frigo, al día siguiente sí son moldeables porque estarán duritas. Anda que...

Bueno, vosotros obviad el paso del empanado y fritura y quedaos con la idea de que se pueden hacer croquetas de espinacas  y PROMETO que las haré. Vamos, vamos!!! Aparte, aquí os dejo la receta fugaz de como hacer una bechamel CASERA, SIN GRUMOS Y A LA PRIMERA. 

Algo es algo, dijo un calvo.



¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura
 
Necesitamos:

* Tabla de cortar.
* Cuchillo.
* Batidor manual.
* Un par de ollas y un cazo.

Batidores manuales

INGREDIENTES
Los materiales de construcción
 
 Para esta receta necesitamos:
 
* 1 kg de espinacas, frescas o congeladas.
* 1/2 litro de leche.
* 70 gr. de mantequilla.
* 70 gr. de harina.
* Sal.
* Nuez moscada.
* 200 gr. de queso de cabra (un rulillo o así).
* 30 gr. de piñones ibéricos (o canarios,... anda qué).
 
Aunque en la foto sale el pan rallado y el aceite,
 pues pasad de ellos porque eran de la intención
primigenia de hacer croquetas...

Opcionalmente,
 
* Una hoja de laurel para aromatizar la leche.


ELABORACIÓN
Mano de obra
 
* Cortamos el queso en tacos y partimos los piñones o los dejamos enteros (eso al gusto). Reservamos, que luego vienen las prisas.
 

 
* Ponemos en una olla las espinacas con agua y cocemos durante 8 minutos desde que el agua empiece a hervir. Retiramos, escurrimos bien (osea que no quede apenas agua) y reservamos.
 
 
* En una cazo calentamos la leche y la hoja de laurel previamente partida hasta que hierva. Retiramos y dejamos infusionar 5-10 minutos más (lo que tardéis en hacer lo siguiente). Tras pasar ese tiempo retirar la hoja de laurel.
 

 
* En una olla mediana-grande ponemos la mantequilla a fuego medio-fuerte (así se mantendrá todo el rato hasta que terminemos con la bechamel) hasta que se derrita totalmente.
 

 
* Una vez derretida hay que asegurarse de que lo tenemos todo a mano, ¿OK? Bien, agregamos del tirón toda la harina sobre la mantequilla y nos ponemos a revolver (NUNCA SE PARA DE MOVER), ese es el truco, no parar. Cocinaremos la mantequilla y la harina durante 2 minutos (más o menos) para que la harina pierda el sabor.
 

 
* Una vez hecho, retiramos del fuego (que dejaremos encendido) añadimos la leche caliente a la mezcla de harina y mantequilla y revolvemos para que se disuelva. Eso, ahí todo del tirón, pero siempre la leche calentita. 
 

 
* Cuando esté disuelto (y mágicamente sin grumos, y os juro que yo siempre que la hago me sale del tirón) colocamos al fuego y removemos durante 3 minutos más para que espese. Vais a notar que con estas proporciones queda una masa muy densa, pero no hay que preocuparse porque ahora la rebajaremos.
 

* Añadimos a nuestra bechamel un par de pizcas de sal y una puntita de nuez moscada y listo.
 
* Ahora en la bechamel vamos a añadir el queso de cabra y lo removemos hasta su completa integración en la mezcla.
 
 
* Seguimos añadiendo las espinacas y los piñones y listo!
 


 
Ahí tenéis un plato rico de "verdura camuflaíta" y que se puede acompañar con un filete, un pescado,... lo que sea. Hasta con un huevo y pan de centeno tostado como es el caso!!!
 
Tostamos un poco de pan de centeno y pipas
y lo cortamos en triangulitos...

Hacemos un huevo a plancha con
un poquito de aceite y sal

 
 
Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook eel grupo "Cocina Para Dummies" o en Twitter en @CocinaDummies. Muchas gracias por seguirme!!!