25 de diciembre de 2013

TaRTa De TReS CHoCoLaTeS

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA 
Tres chocolates siempre son mejor que uno...
 
Yo no sé hace cuánto tiempo que quiero hacer esta tarta. Se me frustró hace unos años cuando pretendía hacerla por mi cumpleaños; luego porque no encontraba un molde adecuado (sin fugas!); luego porque encontré el molde y era demasiado grande... pero esta vez, hablando con mi madre decidimos que la íbamos a hacer para Navidad porque como estos días viene gente por casa es la excusa perfecta para deshacernos de ella rápidamente sin que vaya directita a nuestras cartucheras!!!

Me ha preguntado mucha gente que si todo lo dulce que hago en este blog nos lo comemos (concretamente la que escribe). Tengo que decir, que como buena cocinera yo cato todo lo que cocino antes de dárselo a alguien, no vaya a estar malo (sí, sí, excusas jajaja) pero también es verdad que los cupcakes que hacemos muchos van a parar a la Escuela de Arquitectura de Sevilla, donde los amigos de mi novio dan buena cuenta de ellos. Saludos a Juan (accionista mayoritario), Óscar (el que me da fama por el mundo entero), Santos, Rubén, Jaime y compañía. Está claro que las ocasiones "especiales" me sirven para experimentar y estoy deseando que llegue un cumpleaños para intentar hacer tartas nuevas. La excusa es el cumpleaños, que no se puede dejar al cumpleañero sin tarta.

Pues eso, ayer cuando posteé la foto del inicio de tarta de 3 chocolates muchos adivinastéis rápidamente de qué se trataba porque también estabáis haciéndola. Me encanta!!! Pues nada, esta tarta me trae recuerdos muy buenos y por eso hoy la comparto con vosotros!!! Espero que os guste.





¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

Para elaborar esta receta, necesitamos:
* Un plato hondo o cuenco.
* Picadora o bolsa y rodillo para machacar las galletas.
* Un cazo o mini olla para derretir los chocolates.
* Batidora manual (la varilla de toda la vida).
* Un molde de dos piezas (base y aro) desmoldable, aunque también valen de estos de silicona.
* Una hoja de papel de horno (para forrar la base y no rayarla luego).


INGREDIENTES
Los materiales de construcción

Vamos a necesitar, para una tarta bien hermosa:

* 1 paquete de galletas María.
* 60 gr. de mantequilla sin sal derretida.
* 150 gr. de chocolate negro.
* 150 gr. de chocolate con leche.
* 150 gr. de chocolate blanco.
* 750 ml de nata líquida (33% mg).
* 750 ml de leche entera.
* 75 gr de azúcar (50 gr para la capa de chocolate negro y 25 para la de chocolate con leche).
* 3 sobres de cuajada Royal (18 gr cada sobre, uno por capa).




Para decorar:

* Cacao en polvo sin azúcar (Valor, por ejemplo).
* Bolitas de chocolate (tipo Maltesers) blancos y con leche o similar.


ELABORACIÓN
Mano de obra

Esta también es una tarta super resultona, se hace fácil y rápido, tan solo hay que esperar a que cuaje para poderla degustar.

* Forramos la base del molde con papel de horno y cortamos el exceso para evitar rayones o que se nos pegue la tarta al fondo.

* Calentamos la mantequilla poco a poco (sin que hierva) en el microondas hasta que esté líquida y la mezclamos con las galletas previamente trituradas en la picadora o dándole con el rodillo dentro de una bolsa con cierre zip como ya he hecho en otras ocasiones. Aquí me aprovecho de que tengo la picadora de mi madre y voy super rápido!!!





* Si veis que le cuesta un poquito integrarse a la mantequilla y el polvo de galletas, podéis añadir un mini-chorrito de leche por donde falte humedad, pero no abuséis del truco.



* Repartimos uniformemente la mezcla por la base del molde, aplastando bien todo con una cuchara al principio y luego (recomiendo hacero) con las manos, prestando atención a cubrir bien los bordes porque si no luego tendremos fugas.




* Empezamos con la primera capa, que será de chocolate negro. Pero vamos, que las podéis alternar como queráis, hacer más capas repartiendo las masas... para gustos colores! 



Ingredientes capa chocolate negro: 250 ml de nata,
250 ml de leche, 50 gr de azúcar, 1 sobre de cuajada y
150 gr de chocolate negro



Ingredientes capa chocolate blanco: 250 ml de nata,
250 ml de leche, 1 sobre de cuajada y
150 gr de chocolate blanco




Ingredientes capa chocolate con leche: 250 ml de nata,
250 ml de leche, 25 gr de azúcar, 1 sobre de cuajada y
150 gr de chocolate con leche


* En un cazo vamos a poner 250 ml de nata y 50 gramos de azúcar (yo pongo 50 gr. de azúcar a la capa de chocolate negro, 25 a la de con leche y nada a la de chocolate blanco por cuestión de que tienen de menos a más azúcar) y revolvemos bien para que se disuelva.




* Ponemos el cazo al fuego para que se caliente. Cuando esté tibio, agregamos el chocolate partido en trozos a la leche y lo vamos disolviendo con paciencia.



 * Por otro lado, en un vaso disolvemos el sobre de cuajada en la leche (o parte de ella, el resto va con la nata). 




* Cuando el chocolate esté disuelto y la mezcla de nata, chocolate y azúcar sea homogénea añadimos la leche y cuajada a la mezcla y sin dejar de revolver, lo disolvemos bien y calentamos hasta que casi rompa a hervir.








* Lo ponemos en caliente sobre la base de galleta y preparamos las otras capas. No hará falta llevarlo a la nevera para que cuaje, ni hacer pausas de 2 horas o 30 minutos como he leído por ahí. Mientras hacemos la otra capa, se irá fijando poco a poco la superficie. Sólo habrá que tener la precaución de echar las otras capas con cuidado, es decir, en vez de verterlas directamente para que no haga un hueco o se mezclen las capas, usamos una cuchara vuelta del revés para echar la mezcla sobre la cuchara y de la cuchara al revés al molde.




* Para la capa de chocolate con leche, mezclamos de nuevo la nata y el azúcar (si ponemos azúcar en esta capa) a calentar mientras lo disolvemos bien.




* Cuando esté templado ponemos los trozos de chocolate y lo disolvemos bien.




* Cuando esté caliente, vertemos la leche con la cuajada disuelta y calentamos la mezcla revolviendo, sin que llegue a romper a hervir.




* Vertemos la capa de chocolate con leche sobre la de chocolate negro. Un truco para que no se os separen las capas. Si ha pasado mucho tiempo el chocolate negro puede haber hecho costra. Basta raspar un poquito con un tenedor para hacer unas rayitas donde se pegará la capa siguiente.


Me ensañé un poquito, vale? Pero con
unos pequeños raspones vale...




* Ahora con la capa de chocolate blanco hacemos lo mismo: calentar la nata (con o sin azúcar, yo no pongo azúcar en esta capa) y derretir el chocolate blanco en la nata. Verter la leche con cuajada disuelta y llevar casi a ebullición. Verter sobre la capa (rayada con el tenedor) de chocolate con leche usando la cuchara al revés para no romper la capa anterior.













* Ahora dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de llevarla al frigorífico (cubierta con film transparente o papel de aluminio) y allí debe permanecer por 6 horas como mínimo.


* Al sacarla del frigo, basta con retirar la humedad condensada (si la hubiera) y decoramos con fideos de chocolate, bolitas de chocolate con leche y blanco, etc.




* Al servirla yo la he decorado con un poco de cacao Valor espolvoreado con ayuda de un colador pequeño. Así queda un poco más arreglado y la gente se sorprende gratamente, de la presentación y el sabor de la tarta que es estupendo.




Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook el grupo "Cocina Para Dummies", en Twitter en @wcupcakefactory o en Instagram wwwendoline. Muchas gracias por seguirme!!!