8 de diciembre de 2013

ReVueLTo De SeTaS Y GuLaS

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Si esto fueran gulas de verdad, yo no estaría escribiendo...
 
Y digo que yo no estaría escribiendo este blog sentadita en mi sofá tan plácidamente si esto fueran gulas de verdad, porque eso significaría que tendría un pastizal de dinero para gastármelo en gulas caras y ricas (sobre todo ahora que se acercan las fiestas navideñas). Bueno, gulas. Gulas y lo que no son gulas. Por lo menos una señora batidora industrial a la que ya le tengo echado el ojo entraría por la puerta de mi casa... ains, que bonito es soñar...

Pero bueno, bajemos de las nubes y vamos al lío. Hoy toca otra comida que se hace rápido, rápido y sale rica rica si os gusta lo que lleva, obviamente. Espero que le veáis el potencial como acompañamiento o como plato principal: un revuelto es algo que no hace mal a nadie ya sea de cena o de almuerzo. Qué aproveche!!!




¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

Para elaborar esta receta, necesitamos:

* Tabla y cuchillo para cortar.
* Sartén.
* Espátula de madera o similar.




INGREDIENTES
Los materiales de construcción

Vamos a necesitar, para 3 personas más o menos:

* 200 gr de gula del norte / anguriñas (sucedáneo).
* 250 gr. de setas.
* 1 guindilla cayena a la que le quitaremos las pepitas (o no, depende del gusto).
* 2-3 dientes de ajo.
* 100 ml. de vino blanco (de brick).


* 2 huevos L o XL.
* Chorrito de aceite virgen extra.
* Sal y pimienta al gusto.



ELABORACIÓN
Mano de obra

* Empezamos lavando y cortando las setas en trozos no muy grandes.




* Limpiamos los ajos y los cortamos en trozos grandes (ahora veréis el porqué). Abrimos la guindilla a la mitad y la vaciamos. 




* En una sartén honda con un chorrito de aceite virgen extra, doramos los ajos y la guindilla. Esto lo hacemos para que el aceite se impregne bien de todos los sabores. 




* Cuando los ajitos estén dorados, retiramos la sartén del fuego y lo dejamos infusionar durante 5 minutos. Luego, retiramos los ajos y la guindilla del aceite y los reservamos.




* Con el aceite que hemos preparado, vamos a saltear las setas. Durante 5 minutos a fuego medio, les iremos dando vueltas para que se vayan pochando.




* Cuando las setas estén más blanditas, subimos el fuego y añadimos el vino blanco. Continuamos removiendo para que el alcohol del vino se evapore.




* Una vez que el vino ha reducido, añadimos las gulas, sal al gusto y bajamos el fuego a medio. Cocinamos durante unos minutos más revolviendo y mezclando bien todo.




* Finalmente, añadimos los dos huevos y revolvemos poco a poco, para que el huevo cuaje y quede con un tono amarillito.







* Salpimentamos al gusto y finalmente, servimos acompañado de una tosta y de los ajitos que reservamos y un trocito de guindilla para decorar. Ojito con la guindilla que luego se pierde y la liamos!!! 
 
 
Por cierto, un gran descubrimiento estas tostas. Las pasas que llevan entre medias me parecen geniales porque complementan el sabor del plato, son un verdadero vicio!!!



Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook el grupo "Cocina Para Dummies", en Twitter en @wcupcakefactory o en Instagram wwwendoline. Muchas gracias por seguirme!!!