9 de octubre de 2013

CuPCaKeS De NaRaNJa CoN BuTTeRCReaM De NaRaNJa Y MaRGaRiTaS De FoNDaNT

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Un chispeante sabor a naranja...
 
Otra cosa no, pero cuando me da por una fruta, la exploto a más no poder. Hoy le ha tocado a la naranja, que junto con el chocolate (incluso juntos) son mis sabores favoritos. Así que... ya estaba tardando yo en encontrar una receta medio decente de unos cupcakes de naranja, con su buttercream de naranja, glaseado de naranja y... no, el fondant es de nube, pero hubiese estado chuli que también supiera a naranaja, ¿no? Bueno, eso ya sería abusar un poco del "naranjismo agudo" que me ha dado a mí este fin de semana.
 
Pues eso, aquí os explico cómo hacer tanto las magdalenas, como la crema de mantequilla y el glaseado. No obstante, el tutorial para hacer las florecillas tardará un poquito más porque tuve un "intruso" en la cocina que me saboteó los vídeos!!! Pero habrá vídeos de flores más adelante...
 
Espero que os guste, al menos estéticamente (que son mis primeras margaritas!!!) y si las hacéis pues más aún.


 
 
 
¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura
 
 
Para elaborar estos cupcakes, como siempre separo los bártulos según la finalidad:
 
Cupcakes

* Dos cuencos.
* Lengua de gato. 
* Báscula o pesa para alimentos.
* Medidores de cucharita y 80 ml (1/3 cup).
* Cuchillo y rallador.
* Colador para tamizar.
* Varilla manual.
* Cuchara para helado (la mía tiene expulsor, la veréis más abajo en las fotos).
* Cápsulas para magdalenas y molde.
* Horno.
* Palillito de madera (o similar, es decir, un "cake tester" metálico) para pichar después de hornear.
* Rejilla enfriadora.
 
 


Estas cápsula son de HoM
 
 
Buttercream 
 
* Cuenco grande.
* Colador.
* Batidora de varillas eléctrica (a mano también se puede, aunque es más laborioso).
* Medidor de 5 ml (cucharita).
* Lengua de gato.

Y para decorar con la crema:

* Espátula plana pequeña (Wilton).
* Manga pastelera desechable.
* Boquilla 1M de Wilton.
 
 
Glaseado
 
* Cuenco pequeño de cristal (para ver el color).
* Medidor de cucharita (5 ml).
* Cuchara o tenedor para mezclar.
 
 
Flores de fondant
 
* Cortadores varios de flores (florecilla pequeña, margaritas).
* Cortadores o moldes de centros de flores.
* Saquito para espolvorear de maicena.
* Palillo.
* Pincel para pintar y otro para pegar.
* Rodillo apto para fondant (no de madera, que se pega).
* Foam o espuma para trabajar las flores.
* Esteca de punta redonda gruesa.
* Posa flores (o algo que sirva para que no pierdan la forma mientras secan).
 
 
 
INGREDIENTES
Los materiales de construcción
 
Para elaborar nuestros cupcakes, vamos a necesitar:
 
* 120 ml (1/3 cup) de aceite de girasol.
* 200 gr. de azúcar blanquilla (o moreno si los queréis más marroncitos).
* 3 huevos (M).
* 200 gr. de harina de trigo tamizada.
* 1 cucharita y media de levadura química.
* 120 ml (1/3 cup) de leche.
* Gotitas de aroma de naranja (al gusto).
* Ralladura de una naranja (sin raspar la parte blanca, que amarga el dulce!!!).
 
 
 
Para elaborar la buttercream, necesitaremos:
 
* 250 gr. de icing sugar.
* 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente (nunca derretida en el micro).
* Gotitas de extracto de naranja concentrado a placer.
* 2 cucharadas de leche (o lo que necesitéis).
* Colorante naranja (usé el colorante en gel de Betty Crocker, fluor orange).

Para elaborar el glaseado, necesitamos:

* 4 cucharadas soperas de icing sugar.
* 2-3 cucharadas soperas de zumo de naranja (según la consistencia que queráis darle).
* Colorante naranja a cascoporro (bueno, no tanto, hasta que le déis el color adecuado).
 
 
Para elaborar las flores de fondant, necesitaremos:

* Fondant blanco (usé el blanco con sabor a Marshmallow de Fun Cakes).
* Colorante en pasta "amarillo limón" (éste es de Wilton).
* Saquito de maicena.
* Una pizca de icing sugar  y agua, muy diluido a modo de pegamento.
 
 
 
ELABORACIÓN
Mano de obra
Empecemos con los cupcakes:
 
* En un cuenco con ayuda del colador, tamizamos la harina y la levadura y reservamos.



 
* Rallamos bien la naranja, teniendo en cuenta no tocar la parte blanquecina porque eso puede amargarnos el dulce. Y no es broma, puede estropearos el sabor de los cupcakes si os pasáis de "rallada".


 
* Mezclamos en un bol amplio el aceite y el azúcar hasta que estén integrados (serán como bolillas, como se ve en la foto).


 
* Añadimos los huevos, uno a uno y seguimos batiendo hasta que se integren totalmente.
 


 
 
* Añadimos la mitad de la harina y la levadura y mezclamos con movimientos envolventes.


 
* Añadimos la leche y el extracto de naranja y seguimos integrando.


 
* Finalmente añadimos el resto de la harina y cuando esté completamente integrada la ralladura de naranja.


 
* Precalentamos el horno a 170º y rellenamos las cápsulas que hemos puesto en el molde hasta la mitad más o menos.

 
 
* Horneamos 20 minutos (depende del horno), tras los cuales dejamos enfriar 3 minutos más en el molde y de ahí a la rejilla donde terminarán de enfriarse. Esto último lo hacemos sobre rejilla y no sobre una superficie cualquiera porque si no, los cupcakes "sudarían" y corremos el riesgo de que se despegue la cápsula.

 
 
Para hacer la buttercream, seguimos estos pasos, muy facilitos:
 
* En un bol grande tamizamos el icing sugar (azúcar impalpable) ya que no queremos que nos salgan grumos ni pelotillas en la crema que luego nos atasquen la manga.

 
*  Ponemos el taco de mantequilla que habremos tenido fuera de la nevera mínimo 1 hora (en Sevilla en otoño) o 2 si es otra parte de España. Si ya nos vamos para el norte, sacadla mínimo 3 horitas antes, dependiendo de la temperatura de vuestra cocina. El punto es que la mantequilla tiene que estar blandita al tacto, vamos, que si la presionamos se hunda fácilmente. Y lo que nunca (never and ever) un puede hacer es derretirla en el microondas, que luego nos queda la buttercream líquida!!!


 
* Con la batidora al mínimo (y un trapo húmedo cubriendo bol y batidora) empezamos a integrar todo. Al principio cuesta. Veréis como la mantequilla se pega al azúcar y viceversa, se hacen bolillas, aquello no pega... pero el truco está en batir y seguir batiendo. En cosa de 5 minutos la mantequilla y el azúcar habrán hecho una mezcla similar a la pasta de dientes.

 
 
* Llegado ese punto agregamos el extracto de naranja y la leche y seguimos mezclando, subiendo la velocidad y batiendo otros 5 minutos dándole caña.

* Finalmente, teñimos la crema con colorante en pasta o gel (nunca líquido que os puede variar la consistencia de la crema) y batimos otro poco. Reservamos en un bol, sin meterlo a la nevera. Eso aguanta lo que le echéis.


 
  
Para el glaseado, tenemos que seguir estos pasos muy simples:
* Mezclamos el azúcar impalpable (previamente tamizado, o no, eso es cuestión de gustos) con el zumo de naranja, añadiendo este último poquito a poquito hasta que esté de la consistencia que queramos.

 
 
* La consistencia es ni muy sólido (es decir, sólido nivel hay que extenderlo con una espátula) ni muy líquido (rollo esto se me escurre y ni pinta).

* Finalmente, añadimos colorante a placer. En este caso, quise que mi buttercream fuera naranjita flojito pero el glaseado lo quería bien luminoso. Que ni decir tiene que dos gotitas de este colorante (el Fluor Orange de Betty Crocker, comprado en EEUU en mi última visita) me ha requetesorprendido porque tiñe que es un gusto, deja un color super bonito y encima era super barato!!!!


 
 
 
Y vamos al momento más divertido, decorar los cupcakes!
 
* Rellenamos una manga pastelera a la que previamente le hemos montado nuestra boquilla favorita. En mi caso una boquilla de estrella abierta grande (1M de Wilton). Eliminamos las burbujas de aire del interior presionando bien la crema hacia la boquilla y cerramos por detrás (opcional). Reservamos.





 
* Dejamos apartada un poco de crema para alisar los cupcakes, es decir, con una espátula (o un cuchillito de untar mantequilla de estos que son planos sin muescas para cortar) esparcimos un poco de crema para allanar el cupcake, igualarlo y cubrir los bordes. Recordad siempre hacer esto de dentro hacia fuera que si lo hacéis al revés se ensucia la cápsula!!!



 
* Con la manga decoramos el cupcake haciendo una espiral (rosa). Esto es facilito, ponemos la boquilla en el centro del cupcake y con presión constante, vamos poniendo la crema, conforme giramos el cupcake hasta que ya no nos queda más superficie que decorar. Llegado este momento, tiramos sin piedad de la crema. Así se cortará el rulito y quedará como véis en la foto. Para más explicación, aquí tenéis un vídeo-tutorial de otros cupcakes decorados con la misma técnica.



 
* Ahora colocando nuestros cupcakes sobre la rejilla, con ayuda de una cuchara o mejor, una varilla, vamos a pringar la varilla, la cuchara o lo que sea (hasta un tenedor se me ocurre) en el glaseado. Escurrimos un poquito y regamos los cupcakes haciendo hilillos. Recomiendo hacer esto poniendo una servilleta de papel debajo. Que luego el icing sugar, el zumo y el colorante se pegan a todo!!!




 
* Finalmente, haremos unas flores con fondant y se las plantamos encima al cupcake. En este caso, yo he hecho margaritas (y aunque no saqué fotos) también unas florecitas pequeñitas que os hice en este otro vídeo-tutorial. Más adelante os pasaré unos vídeos mejor preparados para hacer esas flores y las margaritas.

 
 
De momento os cuento de palabra el procedimiento, hasta que edite el vídeo para ilustrarlo:

* Espolvoreamos la superficie de trabajo con maicena. Yo me he fabricado un saquito (que también lo podéis comprar) con una media a la que no le tenía mucho aprecio y después de dos años en el armario sin usarla (estaba nueva, eh!!!) pues dije, vamos a darte mejor vida hija!!! Corté un trozo, hice un nudo, y la rellené con dos cucharadas generosas de maicena. Luego, cerré con otro nudo por el otro lado y le di un par de vueltas.
 
* Con ayuda de un rodillo para fondant, extendemos la pasta con un grosor que será el de nuestras flores. Usaremos dos cortadores de margarita (realmente, son girasoles, pero qué más da!!!). Estos concretamente son de Kitchen Craft, y vienen en pack de tres.
 
* Cortamos con el molde grande y mediano dos flores, las estampamos con el botón central y las expulsamos.
 
* Con ayuda de un foam (espuma blandita), vamos a trabajar la flor. Cogemos una esteca con punta de bolita y pétalo a pétalo le pasamos la bolita de fuera a dentro del pétalo consiguiendo que se ricen hacia arriba, levantándose. Colocamos las flores en unos cuencos para que conserven la forma.
 
* Por otro lado, teñimos con un palillito el fondant blanco de amarillo (pollo) limón y con un molde de silicona para centros de flor o haciendo simplemente una bolita, creamos el centro de nuestra margarita.
 
* Finalmente, con una mezcla de agua y icing sugar, pegamos la flor pequeña a la grande superponiéndola y el centro.
 
* Decoramos espolvoreando con un poco de purpurina (Rainbow dust color blanco) o las dejamos tal cual. Ays, es que desde que compré la purpurina me he vuelto una cocinera cani.... (confessions!!!).
 
 
Y nada, así quedaron las flores. Y así quedaron los cupcakes. Sinceramente, una pena comérselos. Hay que decir que a nosotros en casa no nos duran ni dos horas pero esta vez, sólo decoré 3 así monísimos de la muerte y nos costó comerlos, pero no por pesados o por malos, sino por penita...



 
El resto, como magdalena sin nada de crema ni nada aguantaron bien 3 días, y estaban buenísimos. De hecho los conservamos en un tupper y aguantaron muy bien, sin ponerse duritos y tenían una consistencia ideal para desayuno y merienda mojados con leche. Ricos ricos...
 
 
Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook el grupo "Cocina Para Dummies" o en Twitter en @CocinaDummies. Muchas gracias por seguirme!!!