21 de abril de 2013

MaGDaLeNaS De CHoCoLaTe SiN HueVo Y SiN LeCHe

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
La magdalena "sin" pero "con chocolate"...
 
Bueno, como podéis ver me ha dado por hacer magdalenas sin cosas: sin huevos, sin lactosa, sin proteína de leche de vaca,... De hecho, esta es una de las dos recetillas que he hecho y/o mejorado de magdalenas/muffins de chocolate para que los puedan hacer y comer cualquier persona alérgica al huevo. Esta receta particularmente es adaptada de una del libro de Alma Obregón y la otra que tengo grabada en vídeo y pendiente de editar es un "monstruito" mío que va creando adeptos y al que todavía le sigo haciendo modificaciones hasta que pueda decir "no se puede mejorar", y ese será el día en que os lo deje por aquí.

Pues nada, lo que os conté ayer, esta es una receta muy simple que tira de algunos ingredientes conocidos y muy socorridos y otros que son más raros como la leche de coco pero que se pueden encontrar igualmente en un super grandecito. Podéis acompañar estas magdalenas con una buttercream de cacao hecha como en la receta de los cupcakes veganos de vainilla a base de mantequilla de soja  (sustituyendo la leche normal o sin lactosa por leche de coco) y algo de fruta (dentro o fuera del cupcake). Un café y a correr!!!

Espero que os gusten, por cierto, he reaprovechado masa de vainilla que me sobró de otra hornada anterior y encima me han salido unos "cupcakes cebra" muy monos. Espero que os gusten!!!




¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura
 
Para elaborar 10 deliciosas magdalenitas, necesitaremos:

* Dos cuencos.
* Un batidor manual.
* Un colador grande para tamizar.
* Papelitos para magdalenas.
* Cuchara o dispensador de helados para repartir la masa.
* Horno.
* Rejilla.

INGREDIENTES
Los materiales de construcción
 
Para elaborar una docena de magdalenas con su buttercream de cacao, necesitaremos:
 
Para las magdalenas:
 
* 120 gr. de harina de trigo.
* 80 ml. de puré de manzana sin azúcar (vale compota de bebé).
* 1 y 1/2 cucharada de levadura química Hacendado (y tiene que ser de esa marca).
* 3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar.
* 120 ml. de leche de coco.
* 40 ml. de aceite de girasol.
* 150 gr. de azúcar blanco.
* 1 cucharadita de extracto de vainilla (yo usé aroma, que no es lo mismo, mejor siempre el extracto).

NoTa: La levadura química PUEDE CONTENER TRAZAS DE HUEVO. Por ejemplo, la de la marca Royal que tiene, mientras que la de la marca Hacendado NO.
NoTa: La leche de coco (que no agua de coco) viene en latas de 400 ml. de la marca Blue Dragon, la misma marca que usamos para el sushi. Cuesta 1,75€ la lata y se puede conseguir en el super del Corte Inglés o Hipercor. 
 


ELABORACIÓN
Mano de obra

Para elaborar la masa, vamos a hacer lo siguiente:

* Tamizamos la harina, levadura y el cacao todo junto y bien revuelto con ayuda del colador gigante.
* En otro cuenco batimos el aceite, el azúcar y el puré de manzana.
* Añadimos la mitad de la harina a la mezcla anterior y removemos hasta que quede bien homogéneo.
* Mezclamos la leche de coco con la cucharadita de vainilla y añadimos a la mezcla anterior.
* Añadimos lo que nos queda de harina y terminamos de integrar toda la mezcla hasta que quede sin grumitos.
 
* Repartimos la masa por las cápsulas no superando 2/3 de su capacidad (o sólo hasta la mitad para que queden rasitas y poder luego ponerles la buttercream) y precalentamos el horno a 180º (160º si es horno con ventilación).
 
* Horneamos durante 22-25 minutos (cada horno es un mundo), a media altura del horno y una vez terminada la cocción comprobamos pinchando con un palillo si están hechas. Si sale pringoso el palito es que hay que darles un poco más de tiempo. Esto es importante porque si no se hacen bien luego quedarán crudos y la humedad de la propia magdalena despegará los papelitos.



* Dejamos enfriar 5 minutos en el molde (no más, porque se os despegarán los papelitos, entre una y mil causas jajaja) y luego a la rejilla hasta que estén fríos como las patas de un muertito.


Escurridor reconvertido en rejilla...
a falta de pan, buenas son tortas

Y ya está, pueden dejarse así, espolvorearse con azúcar glas, glasearlos con azúcar glas, colorante y un toque de agua o decorarlos con vuestra buttercream favorita. Están suuuuuuper tiernos y tal y como pasó con los de vainilla al día siguiente estaban super tiernos aún.

Esta es la decoración que hicimos a los cupcakes
veganos de vainilla, pero igualmente
se le pueden hacer a los de choco.

Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook el grupo "Cocina Para Dummies" o en Twitter en @CocinaDummies. Muchas gracias por seguirme!!!