21 de febrero de 2015

BeReNJeNaS ReLLeNaS

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Las primas-hermanas de aquel calabacín relleno...

Hace siglos que hice aquel rico calabacín relleno de pollo y queso (por si no lo recuerdan, no lo vieron o simplemente no sabían de la existencia de este blog por aquel entonces, aquí les dejo el link) por allá por 2011!!! En aquella época mi compi de despacho Lidia me comentó que ella normalmente lo que hacía era rellenar berenjenas, pero en vez de con pollo con carne picada.

Bueno, aquí la cosa es muy simple: tenemos verduras (que hay que comer porque son muy sanas), tenemos sobras o cosas que se nos van a echar a perder si no las usamos (sea pollo, ternera, cerdo, pescado,...) y algo que las una, digamos un poco de salsa de tomate, queso, bechamel,... pues ya tenemos una verdura rellena. Bueno, pongamos que la verdura que tenemos se deja rellenar, que si no, apaga y vámonos.

Pues eso, hoy os dejo mi versión de las berenjenas rellenas. Y digo mi versión porque yo le he puesto lo que me ha parecido y bueno, han quedado muy aparentes.




¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura
 
Para elaborar esta receta, necesitaremos:
 
* Tabla de cortar y cuchillo.
* Sartén grande.
* Cazo mediano.
* Fuente de cristal apta para horno.
* Horno.
* Paletas de madera o plástico que resistan el calor.
* Cucharas e instrumentos varios que cada uno necesite.


INGREDIENTES
Los materiales de construcción

Vamos a necesitar, para unas 2 personas (que coman bastante):
 
* 2 berenjenas hermosas.
* 1 cebolla.
* Medio pimiento rojo.
* 1 zanahoria mediana.
* 10 aceitunas (opcionales).
* 250 gramos de carne picada de ternera.
* 5 cucharadas soperas de salsa de tomate.
* Aceite de oliva.
* Pimienta negra molida.
* Sal al gusto.




Para cubrir y luego gratinar:

* Bechamel (de bote o casera, aquí la vídeo-receta).
* Queso rallado (no en polvo, sino en filamentos).
 
 
ELABORACIÓN
Mano de obra

*  Comenzamos lavando y quitándole el rabillo a las berenjenas. Las partimos a la mitad y cortamos la carne (sin dañar la piel) haciendo cuadraditos tal como se ve en la foto.




* Sazonamos y añadimos un chorrito de aceite. Las ponemos en la bandeja del horno con la piel hacia abajo y las horneamos con calor de arriba y abajo a 180º durante 30 minutos para que se cocinen y podamos extraer su contenido. Reservamos las berenjenas vacías en una fuente donde luego las rellenaremos y gratinaremos.




* Por otro lado, picamos en juliana (finito, finito) la zanahoria, el pimiento, las aceitunas y la cebolla. Ojo con la sal si añadimos las aceitunas que ya de por sí llevan mucho.






* En una sartén con un chorrito de aceite, sofreímos la cebolla con una pizca de sal al gusto y cuando empiece a pocharse añadimos la zanahoria y el pimiento. Cocinamos hasta que la verdura esté blandita.



* Añadimos la berenjena que previamente hemos extraído y reservado. Sofreímos para que todo se integre.




* Añadimos la carne picada y cocinamos bien a fuego medio. Finalmente, cuando la carne cambie de color de rojo a marroncito, agregamos la salsa de tomate y las aceitunas. Reservamos.







* Rellenamos las berenjenas generosamente con ayuda de una cuchara.





* En este punto, podemos simplemente cubrir con queso en filamentos o ya, de perdidos al río, volvernos locos y hacer una bechamel casera. La receta de la bechamel que les propongo no es para nada complicada, de hecho, en 5-7 minutos la tenemos sin complicaciones y, lo más importante, sin grumos. Yo la hago de esta manera que aprendí hace algún tiempo y luego popularizó Isasaweiss. 




 * Bueno, vamos precalentando el horno a 210º con calor de arriba sólo y entre tanto, cubrimos nuestras berenjenas con la bechamel y queso (bien de queso hombre, podrá faltar relleno pero queso nunca!!!!).




* Gratinamos hasta que quedemos conformes con el colorcito de la berenjena y a comer!!!! Éste es el aspecto final de las berenjenas tras gratinarlas y han quedado muy jugosas por dentro e incluso suaves por fuera (a mí es que no me gusta comerme la piel de la berenjena a menos que esté frita muy muy fina, pero vamos, que han quedado más que aceptables).






Por cierto, un TRuCo, si os sobra relleno... no lo tiréis ni os lo comáis sólo. Podéis rellenar unas obleas y hacer empanadillas igual de ricas para hacer al horno o fritas!!!!

Las obleas de toda la vida

 No tiréis el papelito que sirve para que no se nos
peguen al congelarlas


 Cerramos presionando con el dedo el borde

Y para que nos queden bonitas, apretamos
el bordecito con un tenedor


Y nada, doblando los papelitos, protegemos a las
empanadillas las unas de las otras, las metemos en una
bolsita y congelamos!!!

Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook el grupo "Cocina Para Dummies", en Twitter en @wcupcakefactory o en Instagram wwwendoline. Muchas gracias por seguirme!!!

No os olvidéis de pasar por nuestro canal de YouTube
¡¡¡Aquí un ejemplito de vídeo que podéis encontrar
por ejemplo, para acompañar con un buen postre la receta de hoy!!!