11 de febrero de 2014

GaRBaNZaS

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
El garbanzo exprés...
 
Esto es lo que en Canarias llamamos garbanzas, sí, sí, no es una errata. Son femeninas. Es un plato típico que se come mucho en invierno, pero también durante todo el año en formato de "tapa" o entrante cuando llegas a cualquier guachinche (o restaurante) que se precie. Son un plato nutritivo por la cantidad de verdura, carne y legumbres que lleva y a mí me recuerda mucho a comerlo en las romerías de mi pueblo...
 
Sin embargo, por aquellas épocas yo recuerdo a mi madre cocinando este plato con mucho tiempo de antelación porque claro, eso de poner los garbanzos a remojo del día de antes, guisarlos para que no queden duros y demás parafernalia pues como que lleva su tiempo. No obstante, mi madre se ha modernizado y adaptado a los tiempos que corren en los que no está una como para ponerse a remojar garbanzos y ver pasar la vida mientras se cuecen... he aquí que haya surgido esta versión EXPRÉS de las garbanzas de toda la vida, tan rápidas que yo creo que tardas menos en hacerlas que en vestirte para irte de romería (véase el atuendo y las capas del traje de mago canario para comprenderlo).
 
En fin, Serafín... yo las hice anoche al llegar a casa después del trabajo y sí, en cosa de 45 minutos tienes un primer plato de cuchara listo para por lo menos comer 4 personas, o 2 personas y guardar tuppers o una sola y guardar más tuppers para otro momento. Espero que os guste!!!!
 
 

 
 
 
¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

Para elaborar esta receta, necesitamos:

* Dos ollas, una mediana y otra un poquito más grande.
* Cuchara y espátula de madera.
* Colador o escurridor de verduras.
* Cuchillo bien afiladito.
* Tabla de cortar.
* Turbomix o batidora similar, incluso un pasapurés manual si me apuras.
 
 
INGREDIENTES
Los materiales de construcción

Vamos a necesitar, para 4 personas más o menos:

* Un bote de garbanzos cocidos (400 gramos escurridos).
* 1 pimiento rojo grande.
* 1 cebolla grande.
* 3 dientes de ajo.
* 1 trozo de chorizo.
* 1 trozo de panceta o tocino.
* 200 gramos de costilla de cerdo.
* 1/2 vaso de vino blanco de mesa.
* 1/2 vaso de agua.
* Pizca de tomillo.
* Pizca de orégano.
* Pizca de cominos en grano o molido.
* Una hoja de laurel.
* Sal al gusto.
* 6-8 cucharadas soperas de aceite de oliva.
 




 
ELABORACIÓN
Mano de obra

* Empezamos lavando y troceando bien el pimiento, los dientes de ajo y la cebolla.

* Troceamos el chorizo y la panceta y si queremos deshuesamos la costilla, aunque no es necesario.







* Lavamos los garbanzos bien con agua (dos o tres enjuagues) y acto seguido los ponemos en una cacerola con agua para darles un hervor. No es necesario cocinarlos en demasía porque ya están blanditos. Sólo hacemos esto para quitarles el sabor del tarro. En cuanto empiece a hervir, lo dejamos un par de minutos, retiramos, escurrimos y reservamos.


 
Antes de guisarlos, recién lavaditos
 

 
Los ponemos en una olla con abundante agua 


 
Hervimos bien y tras unos minutitos, los
sacamos
 

 
Y éste es el aspecto tras lavarlos y hervirlos



* En una olla un poco más grande ponemos el aceite de oliva con los ajos partidos a la mitad. Sofreímos un poco hasta que los ajos empiecen a dorar y los retiramos.





* En la misma olla, ponemos la carne y le damos una fritura para que dore su superficie y desprenda sus jugos en el aceite. Retiramos la carne del aceite y reservamos. Esto lo hacemos para que la carne selle.


 
 




* A continuación, ponemos en la misma olla la cebolla, los ajos y el pimiento troceado y rehogamos a fuego medio durante 10 minutos dando vueltas de cuando en cuando.  Añadimos sal al gusto, el tomillo, orégano, cominos y la hoja de laurel partida a la mitad.


 
 
 
 


* Cuando la verdura empiece a estar pochada, es decir, blandita y la cebolla transparente añadimos el medio vaso de vino subiendo un poco el fuego para que se evapore el alcohol. Un minuto será suficiente.





* Una vez transcurrido ese tiempo añadimos el agua y dejamos cocer durante 10 minutos más a fuego medio para que la verdura siga cocinándose.





* Cuando pase ese tiempo, extraemos la hoja de laurel de la verdura y acto seguido trituramos todo bien con la batidora de mano o lo pasamos por el pasapurés manual de toda la vida.


 
 



* Añadimos la carne y los garbanzos a la salsa espesa que hemos obtenido de la verdura e integramos todo bien. Dejamos cocer otros 15 minutos a fuego bajo y apartamos.




Las garbanzas obtenidas de esta manera quedan mejor cuando están reposadas. Me explico, están riquísimas con unas papitas fritas por encima acabante de hacer, sin embargo, al día siguiente con todos los sabores reposados como cualquier plato de "cuchareo" mejoran, y mucho.


 

Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook el grupo "Cocina Para Dummies", en Twitter en @wcupcakefactory o en Instagram wwwendoline. Muchas gracias por seguirme!!!