24 de febrero de 2013

eSToFaDo De TeRNeRa

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Ahora que hace fresquíviris!!!
 
Pues parece que ahora a finales de Febrero se ha decidido el frío a hacer acto de presencia por Andalucía... y eso que pensábamos que ya, llegando Marzo la cosa iría ya en plan calorcito pre-primaveral y luego ya la cosa iría en aumento hasta llegar a los típicos 50º grados veraniegos... pues no, tampoco es que haga un frío como el de Siberia por Sevilla, pero nadie me negará que estos días ya no se puede escapar sólo con el calor que se desprende al cocinar o al ducharse uno... señores, bienvenidos a la temporada de la estufa y los guisos "contundentes". Y nada mejor para entrar en calor que un café y buen magdalenón (véase entradas anteriores) y ya para almorzar, un buen plato de un guiso caserito hecho con verdurita y carne de ternera (por ejemplo).

Aquí os dejo la receta de un guiso que hago de uvas a peras (en plan, de vez en cuando) que sale muy rico y la poca mano de obra que tiene es pelar y trocear todos los ingredientes. El resto es paciencia o una olla rápida que nos aligere el tiempo de cocción. Espero que os guste y si os animáis a hacerlo esperamos vuestros comentarios!


 
¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura
 
Para elaborar esta receta rica para 3-4 personas, necesitamos:

* Una tabla para cortar.
* Pelador de patatas/verduras.
* Cuchillo bien afiladito para limpiar la carne de grasa y cortarla en tacos.
* Una olla rápida (express).
* Una cuchara o similar de madera.

INGREDIENTES
Los materiales de construcción
 
Y los ingredientes son todos muy de andar por casa:

* 700 gramos más o menos de carne de ternera para guiso (por ejemplo, falda de ternera).
* 3 zanahorias hermosas.
* 1 cebolla picadita finamente.
* 1 puñado de guisantes.
* 2-3 patatas medianas.
* 1 latita de champiñones laminados (yo no tenía, pero normalmente se la pongo).
* 1/2 vaso de vino blanco.
* 4-5 cucharadas soperas de aceite de oliva.
* 2 cucharitas de postre de pimentón dulce.
* Agua al gusto.
* Sal al gusto.

En la foto no aparecen ni el vino ni los champis,
el primero porque se me olvidó y los segundos porque
ni estaban por casa!!!

ELABORACIÓN
Mano de obra

* Vamos a preparar los ingredientes para empezar a cocinarlos. Primeramente, limpiamos y picamos finamente una cebolla y la reservamos. No lloréis por ella, si queréis ahorraros traumas llorones podéis intentar respirar sólo por la boca (no sé, a mí no me furula), encender el extractor a la par que cortáis la cebolla (parece que funciona pero tampoco), poneros gafas de natación (y sí, lo intenté pero parece que no es cosa de los ojos sino más bien de las vías respiratorias porque también me picaban al final...),... o lo más práctico, comprarla congelada y picadita aunque creo que pierde algo de sabor al usarla congelada. A gusto del cocinero/a.



* Pelamos y troceamos en dados pequeñitos/medianos la zanahoria.



* Pelamos un troceamos las patatas, pero éstas en tacos más grandes porque se cuecen más rápido que por ejemplo la carne o la zanahoria.

 
* Limpiamos y cortamos la carne en tacos si ésta no viene limpia y cortada. A mí me ha gustado más la pinta de la carne para guiso que tenían sin cortar, en plan piezas grandes como para cocido o puchero en el super, así que nos hemos traído dos piezas de unos 700-800 gramos y las he limpiado quitando la grasa que tiene exteriormente y luego la he cortado en tacos no muy grandes porque luego cuanto más grande sean los tacos, más les costará ablandarse y ponerse tiernita.


* Comenzamos añadiendo al fondo de la olla exprés un chorro de aceite de oliva que cubra el fondo abundamentemente (dependiendo de la olla, 4 cucharadas soperas más o menos, digamos que tiene que tener como medio dedo de altura el aceite sobre el fondo) y añadimos las dos cucharitas de pimentón dulce. Templamos el aceite para que coja sabor pero NO SE QUEME el pimentón en cuyo caso es mejor empezar de nuevo para no arruinar el sabor del guiso.



* Una vez el aceite esté templado tirando a caliente añadimos la cebolla y rehogamos, bajamos el fuego a "fuego medio".



* Cuando la cebolla esté pochadita, añadimos los tacos de carne, subimos el fuego para que se dore el exterior (no la queremos recocinar, simplemente que se dore por fuera y selle para que quede más jugosa luego).  Añadimos un toque de sal, a gusto aunque siempre se puede rectificar a lo largo de la cocción.




* Una vez la carne pierda su color rojizo exterior, bajamos ligeramente el fuego y añadimos el medio vaso de vino. Removemos unos minutos hasta que se haya consumido el alcohol.


* Añadimos entonces la zanahoria, los guisantes, los champiñones laminados (que yo no he puesto porque no caí en la cuenta de que ya no habían...) y las patatas en tacos.



* Removemos bien, cubrimos con agua generosamente que aunque vayamos a hacerlo en olla exprés pierde agua y se reducirá el caldo.


* Cerramos la olla (sabéis que tenéis que comprobar primero que la goma esté bien colocada para que cierre bien hermético, que la válvula y la válvula de seguridad estén limpias y sin obstrucciones para evitar cosas desagradables) y ponemos el guiso a fuego medio (no alto porque se os puede pegar o quemar lo del fondo de la olla) y guisaremos por 40 minutos.



* Transcurrido ese tiempo y dependiendo de la olla de cada cual y la potencia de vuestra vitro o cocina de gas, abriremos la olla (una vez que pierda la presión y sea seguro abrirla) y comprobaremos que tanto la carne como la verdura, más bien la primera, estén blanditas. Si no es así, volved a ponerla al fuego por 10-20 minutos más ( a intervalos de 5-10 minutos para no pasarse de blando) hasta qu esté blandito todo (y sin desintegrarse). El aspecto final tras unos 50 minutos en mi olla es éste, y así debería quedar, con un caldito o salsa gruesito y consistente, la carne blandita y las patatas sin desintegrar:




* Lo podemos servir de segundo plato tras una sopa o puré o como plato único acompañado de unos picos o pan para mojar que la salsa está muy rica.



Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook eel grupo "Cocina Para Dummies" o en Twitter en @CocinaDummies. Muchas gracias por seguirme!!! 

23 de febrero de 2013

CuPCaKeS De oReo

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Oreo en una magdalena, YES WE CAN...
 
Aquí os dejo otra de las recetillas de cupcakes de la archifamosa Alma Obregón. Confieso que desde que las vi dije, déjame tiempo que coja práctica yo, que cuando consiga mi "icing sugar pro" voy a hacerlos divinos de la muerte y.... son mejores de lo que yo pensaba, están super buenos!!!!

Para una fanática de las galletas Oreo (y los Maltesers, ofú, espérate que pueda hacer una variante con Maltesers que se va a "cagá la perra"... perdón por las expresiones) esto es demasiado para el body. Están ricos ricos, nada secos por dentro a pesar de no llevar más rellenos ni historias y la crema está para morirse!!!! Auténtica auténtica de Oreo requeterechupeante!!!!

Por cierto, me he "marcado" una modificación de la crema de mantequilla también conocida como buttercream,  y me he permitido la licencia de añadirle más galleta Oreo triturada... resultado, rico rico. Os invito a hacerlas porque merece la pena, ya me contaréis si os atrevéis con ellas!!!


 
¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura
 
Para este despropósito galletero-magdalenero, necesitaremos así, por lo pronto:

* Varios cuencos para batir y mezclar cosas.
* Una batidora eléctrica.
* Un trapo de cocina (para tapar la batidora en su momento).
* Una espátula.
* Cucharas y cuchillos varios.
* Cápsulillas de magdalenas, blancas o de colores.
* Bolsa plástica con cierre "Zip" (hermético).
* Rodillo o mazo (¿?).
* Una manga pastelera y boquilla al gusto.
* Horno, como siempre o casi siempre.
* Rejilla para enfriar las magdalenas.


INGREDIENTES
Los materiales de construcción
 
Los ingredientes son más o menos los de siempre, salvo las galletillas Oreo. Detallamos por partes, las magdalenitas y la crema de cobertura o "buttercream":

Para las magdalenas (cupcakes):

* 2 huevos.
* 140 gramos de azúcar.
* 115 gramos de harina.
* 120 gramos de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente).
* 2 cucharadas y media de cacao en polvo (tipo Valor).
* 1 cucharita de levadura química (tipo Royal).
* 1 cucharita de esencia de vainilla (Vahiné).
* 60 ml de leche.
* 6 cucharadas de galletas Oreo (sin cremita) echas "polvo".
Para la crema (buttercream):


* 110 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
* 200 gr. de azúcar glas o mejor aún si es "icing sugar" como es el caso aquí.
* 1 cucharita de esencia de vainilla.
* 3 cucharadas de leche a temperatura ambiente.
* 2-4 cucharadas de galleta Oreo "echas polvo" y tamizadas.


Para decorar:

* Mini galletas Oreo o galletas Oreo partidas a la mitad.
* Corazocitos de azúcar o perlitas pequeñas.


ACLARACIONES (que a mí me hubiese gustado saber antes de hacer una buttercream en mi vida... y conste que llevo 4 ó 5)...

A la hora de hacer un buena buttercream es imprescindible tener unos detallitos en cuenta que pocas veces se cuentan por la red. Yo, como buena "investigadora" he leído mucho y he experimentado por mi cuenta bastante hasta dar con el punto de los ingredientes para que todo quede "como tiene que quedar".

Creo que las recomendaciones básicas vienen a ser estas poquitas pero muy útiles:

Con respecto a LA MANTEQUILLA:

* La mantequilla NO puede estar recién sacada de la nevera en plan como un bloque de cemento porque os saldrán pelotillas... bueno, a vosotros o a vuestros jerseis no, sino a la crema... y eso, NO GUSTA.

* La mantequilla NO puede estar ni derretida ni a punto de pomada. Esto es un NO, claro y rotundo porque si no os quedará una baba asquerosilla y no se quedará allí "elegantemente puesta" sobre el cupcake... recordemos pinstruosidades anteriores (mías, sí, mías).

* Entonces, ¿CUÁL ES EL PUNTO DE LA MANTEQUILLA? Pues debemos sacarla de la nevera como una hora antes de trabajar (en invierno). Claramente, en verano y en Sevilla, yo calculo que en 10 minutos la mantequilla estará del 10 para trabajarla. El punto básicamente es, que esté fría pero que al tocarla con un dedo, el dedo se hunda ligeramente en la mantequilla. Es decir, "fofa" pero fresquita, no muy derretida.

Con respecto a el AZÚCAR:

* Hay varios tipos de azúcar para confitería... de hecho, he llegado a leer que hay como 20 tipos!!!! Vamos, que yo, ni los conozco todos, ni aspiro a verlos en mi vida, pero básicamente distinguiremos tres:

  ** El azúcar blanquilla (granulado) que usamos a diario para el cafelito. Este azúcar lo usamos para las masas de los bizcochos, magdalenas, etc.

  ** El azúcar glas, es decir, el azúcar finamente triturado que se usa normalmente para espolvorear o hacer cremas y cubiertas.

  ** El "icing sugar", es decir, un paso más allá del azúcar glas. Es un azúcar finamente triturado que se usa en repostería a un nivel más profesional para hacer los frostings, icings y buttercreams. Es especialmente caro y raro de encontrar para nosotros los mortales, pero su triturado hace que no se "note el grano" en las cremas con las que se elabora. Podemos sustituirlo con un azúcar glas comercial si no lo encontramos pero nunca por azúcar que hayamos triturado en casa con la Thermomix o cualquier otro cachivache porque ya os digo yo, que por muy cara que fuera la Thermomix, no sale igual.

Icing sugar de Fun Cakes
4-5 euros el kilos aprox.

* Así que para nuestra "buttercream" usaremos icing sugar o azúcar glas en su defecto, y siempre tamizada para que no se apelmace ni cree grumos o pelotones.

* La leche, vainilla, etc. debe estar a temperatura ambiente.



Con respecto a la MANERA DE ELABORARLA:

* Si la hacemos en una Kitchen-Aid estamos salvados pero y si no tenemos, ¿qué hacemos? Pues la podemos hacer con una batidora de varillas normal y corriente pero nunca a mano. O yo no la he visto nunca hacer a mano.

* Mezclaremos todos los ingredientes a la vez y taparemos la batidora (si no tiene tapa y recipiente) con un trapo para que no se nos llene todo de polvo.

* Batiremos a velocidad lenta 1 minuto (sólo uno) para integrar todo y luego 4 minutos a velocidad media para que tome la consistencia adecuada. NUNCA, pero jamás de lo jamases, exceder el tiempo ni la velocidad porque se OS PUEDE CORTAR LA MANTEQUILLA y hacerse grumitos si os pasáis de velocidad o tiempo. A mí me ha pasado, doy fe.


Así de primeras no se me ocurren más cosas que comentar, pero si tenéis dudas siempre podéis preguntar con un comentario.


ELABORACIÓN
Mano de obra


* Para elaborar las magdalenas vamos a empezar triturando las galletas Oreo. Sí, crueldad absoluta, nada de traerlas con cuidadito para que no se machaquen de la compra, como si las tiráis por un barranco peeeero, eso sí, que queden separadas de la crema que la crema no la queremos. Me explico: abriiiiimos la galleta, retiraaaaamos la crema con una cuchara (que ya alguien vendrá a comérsela antes de que nosotros la catemos, Ley de Murphy nº 134) y metemos las galletas en una bolsa de cierre hermético tipo "Zip" y con ayuda de un rodillo las trituramos fino fino... vamos, que la operación consiste en aplastar, sacudir, remover, aplastar y así sucesivamente durante un par de minutos. Si tenéis trituradora molona en casa, pues mejor que mejor.






Por cierto, a los usuarios de MAKRO (el super de mayoristas) que sepáis que venden la galleta (sin crema ni ná) en paquetes como de medio kilo o un kilo...

* Ahora tamizamos la harina junto con el cacao en polvo, la levadura y el polvo de galleta Oreo y revolvemos para mezclarlo todo bien.






* Batimos el azúcar con la mantequilla un poquito derretida (no líquida pero si con poca consistencia, unos 30 segunditos en el microondas estará bien) hasta que obtengamos una crema.


* Añadimos los huevos uno a uno hasta que se integren bien.

* Añadimos la mitad de la harina tamizada a la mezcla y removemos.


* Cuando esté integrada, añadimos la leche con la vainilla mezclada y revolvemos hasta que esté homogéneo.



* Añadimos el resto de harina y tras revolver ya tenemos la mezcla preparada, que introduciremos en las cápsulas de papel sin rellenar más de 2/3 de la cápsula. Nuestra intención es que queden "rasas" para luego decorarlas con la buttercream.



* Precalentamos el horno a 160º y horneamos las magdalenas durante 20 minutos más o menos, pinchándolas transcurrido ese tiempo para ver si están bien hechas.


* Éste es el resultado, las dejamos enfriar 5 minutos antes de sacarlas del molde y luego a la rejilla hasta que estén frías del todo.



Para la buttercream, siguiendo las instrucciones de más arriba:

* Añadimos todos los ingredientes (mantequilla a temperatura ambiente, icing sugar o azúcar glas tamizado, galleta Oreo tamizada, leche del tiempo y vainilla) a un cuenco, lo tapararemos con un paño de cocina y con la batidora de varillas y mucho cuidado para no liarla batiremos UN MINUTO A VELOCIDAD BAJA los ingredientes para que se integren.




* Una vez integrados retiramos el trapo de cocina y batimos A VELOCIDAD MEDIA DURANTE 4 MINUTOS, sin excederse en el tiempo ni la velocidad. Reservamos la crema que meteremos en una manga pastelera para decorar los cupcakes. Yo he cogido una boquilla rizada para hacer churretillos a la redonda y luego un "piquito" en el centro y ya luego, me he puesto toda "en el papel" y ya he decorado algunas magdalenas en plan "punky" con piquitos a lo largo y ancho de la superficie magdalenera.



* Aquí os enseño mis "prácticas" de decoración...




* Finalemente, decoramos con las galletas o los corazones/perlitas de azúcar al gusto... así, ponemos monas a nuestras magdalenas con unas "pedazo de peinetas" hechas de Oreo!!! Mejor las mini-Oreo pero bueno, ya no íbamos a salir a comprarlas a lo loco, para otra vez ya lo sabemos!!!



Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook eel grupo "Cocina Para Dummies" o en Twitter en @CocinaDummies. Muchas gracias por seguirme!!! 

21 de febrero de 2013

CHiPiRoNeS aL eSTiLo De Mi MaDRe

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Todos los días sale el sol chipirón!!!
 
He aquí una receta rápida y rica y una verdad a medias... porque todas las cosas ricas tienen unos pros y unos contras. Hablemos de los pros, porque si no aquí nadie se moja a hacer esto. Se trata de unos chipirones que se hacen en un pis-pas, cosita de media hora, con unos ingredientes super sencillos y sin casi nada de mano de obra.... saaaaaalvo, limpiarlos. Eso, ya lo he dicho, esos son los "contras". Que limpiar los chipis pues lleva su trabajito, es un poquito "guarri" y huele a chipi que da gusto... pero luego compensa!!! Porque están buenísimos (ojalá pudiera mandaros el olor después de cocinarlos por aquí) y así vais haciendo prácticas para trabajar en una pescadería...

Por cierto, os diré que hay trucos para quitarse los olores de los pescados y demás. Confesión directa de una amiga mía que ha trabajado mucho tiempo en una pescadería. Si uno se lava bien las manos (andaaaaa) con agua y jabón y tras ese lavado se restriega por todas las manos un limón (ahí bien a fondo), se van los olores como si nunca hubiesen estado. Ya está, desvelado el secreto de la familia, vamos al lío, ¿quién se apunta?


 
¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura
 
Para elaborar esta receta rica para 2-3 personas, necesitamos:


* Una tabla para cortar.
* Cuchillo o tijeras para limpiar y cortar los chipis.
* Un machaca-ajos.
* Una espátula de madera.
* Una olla para meterlo todo (con tapa).


INGREDIENTES
Los materiales de construcción
 
Y los ingredientes son todos muy simples:

* 1 kg. de chipirones (sin limpiar).
* 6 cucharadas soperas de aceite de oliva.
* Media cabeza de ajos (unos 6-8 dientes medianos).
* Vaso y medio de vino blanco (de cartón, pirriaca... sin piedad!!!).
* 1 Vaso de agua del grifo, del chorro o envasada.
* 1 pizca de perejil picadito fino.
* Sal al gusto.

Con los chipis al natural...

O con los chipis ya limpios...
como cambia la cosa!!!!

De acompañamiento serviremos además un poco de arroz boooooomba.


Opcionalmente, si queréis darle un toque más "negro", tinta del propio chipirón que venden envasada y congelada también en el super. Yo no la usé... quería evitar "estragos" con la dentadura....


ELABORACIÓN
Mano de obra

* Aquí viene el drama de la receta: limpiar los chipirones. Confieso que yo soy muy remilgadita (y maniática, eso también) para los olores, así que en las fotos me veréis con unos guantes de nitrilo (azules, de estos sin talco que usan los dentistas y podólogos) toda puesta, en plan "Anatomía de Grey" diseccionando bichitos... al principio iba de fina, luego ya me he puesto rollo pescadería total, ahí sin remilgos!!! Tengo que decir que al cabo de medio kilo de chipirones se te quitan todos los prejuicios...

* Para limpiarlos, tiraremos de las patitas (tentáculos en el mundo real) para fuera. Una vez extraídas, vamos a quitar la "pluma", vamos, es como un plastiquito (yo muy técnica siempre) que va por el interior del chipirón. Finalmente, metemos ahí la mano (o lo que le quepa,... sigo muy técnica) por dentro y extraemos las tripillas y residuos... Sí, y seguimos hablando de comida. Es que soy muy gráfica para describir las cosas y confieso que aquí me estoy cortando de decir muchas cosas....

 Foto del chipirón a punto de la disección

Separamos el saquito, del rejito y al saquito
le quitamos la "pluma" (en la parte baja de la foto)


* Para limpiar el rejito, quitaremos las bolsitas de tinta de los lados (son como dos ojos negros...) y luego, quitaremos del centro del rejo la "boca" del bicho... sospecho que es el culo del bicho, pero vamos a pensar que es la boca, ¿ok? Es como un trozo duro y punzante poco agradable de encontrar una vez cocinado todo.

 En esta foto se aprecia mejor la bolsa de tinta
en la parte superior del rejo. Eso todo, fuera!!!

* Una vez retirados los desechos, metidos en una bolsita y tirados con un buen nudo a la basura, limpiamos con agua (otra vez) los chipirones y los partimos en trozos grandecitos. Reservamos.



* Pelaremos los dientes de ajo y los machacaremos en un mortero o con nuestro amigo el machaca-ajos de Ikea.



*  Pondremos una olla al fuego con las 6 cucharadas soperas de aceite de oliva (un buen chorro) y los ajos y sofreiremos ligeramente, sin que los ajos se lleguen a dorar, sólo que den un poco de sabor.



* Añadiremos los chipirones cortados y escurridos (cuidado que el aceite caliente en contacto con el agua salta y quema!!!) y rehogaremos un par de minutos hasta que cojan un poquito de color.



* Seguidamente añadiremos el vaso y medio de vino blanco y dejaremos que evapore el alcohol del mismo.

Foto artística del vaso de vino: 
el mundo a través del cristal y
después de una borrachera

Y para dentro con él!!!

* Agregamos una pizca de sal, añadimos agua hasta cubrir los chipirones completamente y dejaremos a fuego medio, semi-tapados y revolviendo a intervalos regulares durante 30 minutos. Más o menos ése el tiempo que tardaron en hacerse los míos, siempre es bueno probar y que estén blandos pero no pasados. Casi al terminar corregimos de sal, por si nos hemos quedado cortos.



* Picamos con la tijera y en un vaso un poco de perejil... aquí, me he pasado cuatro pueblos.



* Cuando llevemos 15 minutos cociendo los chipirones, colocaremos otra olla al fuego con un poquito de agua y retiraremos de la olla de los chipis como 2 cucharones de líquido añadiéndolo a nuestra nueva olla donde vamos a cocer el arroz bomba. Dejaremos cocer durante 20 minutos. Pasado ese tiempo escurriremos bien y reservaremos para servir usando unos moldes... los moldes de los muffins!!!!

 Agua y arroz

 Al agua ya le hemos añadido los dos
cucharones de salsa de los chipis

 
 Aspecto final: si hubiésemos puesto la tinta del
chipirón en la salsa habría quedado arroz negro

 Ajajáaaaaa

Tacháannnnnn

* Serviremos en un plato los chipirones en su salsita, espolvoreamos con un poquito de perejil finamente cortado (y pimienta, si os da por ahí) y al arroz que tendrá el sabor de los mismos podemos adicionalmente rociarlo con más salsa... Esta es la pinta que tenían nuestros chipis!!! El sabor increíble y el olor... demasiado bueno para poder describirlo, me quedaría corta!!! Ahhhh, igualitos que los de mi madre :-) que es la autora de la receta.

 Antes de emplatar, quedan en su jugo
con poca salsita pero muy concentrada, ummm

Aspecto final!


Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook eel grupo "Cocina Para Dummies" o en Twitter en @CocinaDummies. Muchas gracias por seguirme!!!