24 de junio de 2013

MuFFiNS VeGaNoS De PLáTaNo Y CHoCoLaTe NeGRo

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Se acerca el verano, por si no lo notabáis...
 
¿Que se acerca el verano? Sí, y va a ser largo. Todos los que veáis Juego de Tronos como yo, que me he "recién" aficionado (por no decir, enviciado totalmente) me entenderéis. En Sevilla el invierno no es temido, lo que es temido son sus terribles 40º (o más) veraniegos y sobre todo por mí porque eso significa que.... se acabó la buttercream hasta noviembre (es largo, ya os lo dije). Podría decir, ohhhh qué pena más grande pero no, bien, porque la operación bikini viene con fuerza este año.

Antes de irme de parrandeteo veraniego (que no me lo creo ni yo) os voy a dejar una nueva recetilla dulce y vegana. Sí, dulce. Pero esta vez son los primos hermanos de los cupcakes, unos muffins. Veganos porque no llevan (como os vengo acostumbrando) ni huevo ni leche (bueno, trazas de leche sí, pero son fácilmente eliminables y sustituibles por cualquier otra cosa) así que los pueden comer tanto alérgicos al huevo o la proteína de la leche como intolerantes a la lactosa, o personas que hayan optado por quitar de su vida las proteínas de origen animal.

¿Qué si están ricos? Uooooo, buenísimos diría yo. Os recomiendo hacerlos porque esto es una "fruta camuflada" como está mandado, vamos, en cada muffin va un cuarto de plátano y un buen gajo de manzana... eso, para que los niños coman fruta, disfrazándola de lo que sea para que resulte más apetecible. Espero que si lo hacéis os quede rico y os guste mucho, y si no lo hacéis disfrutéis con el procedimiento y las vistas!!!!



¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura
 
Para elaborar una docena de muffins, necesitamos:

* Dos cuencos.
* Colador.
* Lengua de gato. 
* Batidora de brazo (turbomix) y su vaso.
* Báscula o pesa para alimentos.
* Cucharita y cuchara o medidores de 5 y 15 ml, respectivamente.
* Cuchillo o pelador de vegetales.
* Batidora manual o simplemente una cuchara grande.
* Cápsulas para magdalenas de tamaño grande o moldes de silicona.
* Papel de cocina, una o dos servilletas.
* Horno.
* Palillito de madera para pichar después de hornear.
* Rejilla enfriadora o similar.
 

INGREDIENTES
Los materiales de construcción
 
Para elaborar una docena de muffins, vamos a necesitar:
 
* 115 ml. de aceite de oliva suave o aceite de girasol.
* 2 manzanas grandes trituradas (150 ml. de puré de manzana, aproximadamente).
* 2 plátanos grandes triturados o machacados (a gusto, si queréis notar trocito, machacados).
* 3 puñados de chips de chocolate negro (cuidado por si lleva trazas de leche).
* 270 gr. de harina de trigo.
* 160 gr. de azúcar moreno.
* 2 cucharitas de levadura Hacendado (pero no Royal, que tiene trazas de huevo).
* 1/2 cucharita de sal.
* 1 cucharita de extracto de vainilla.
* Una pizquita de azúcar glas para espolvorear al final.
 
 
 
En la foto veréis arándanos, ummm
fue el plan inicial, luego improvisando
pensé que combinaba mejor con chocolate toda la mezcla

ELABORACIÓN
Mano de obra

Para elaborar la masa, vamos a seguir el procedimiento habitual de mezcla:

* Pelamos y cortamos la manzana y la trituramos finamente con la batidora manual (turbomix) hasta que quede un puré muy fino. Si no queréis hacer este paso podéis sustituir la manzana triturada por puré del de niños (sin azúcar añadido).




 
* Pelamos los plátanos retirando los hilillos y partimos en trocitos. Aquí se puede hacer, bien triturar con la turbomix o bien aplastar con un tenedor. Recomiendo aplastar con un tenedor, porque yo creo que si nos pasamos de plátano o le quitamos consistencia batiéndolo mucho (como fue mi caso), no queda tan rico.




 
* Meclamos los dos purés con el aceite y la cucharita de vainilla hasta que la mezcla quede bien integrada y homogénea.




* Por otra parte, tamizamos con ayuda del colador la harina con la levadura.
 


 
* Agregamos la sal y el azúcar moreno y mezclamos bien para que quede todo bien repartido.




* Añadimos poco a poco los ingredientes secos a los húmedos mezclando con una cuchara hasta que la mezcla quede homogénea.





* Finalmente añadimos chocolate al gusto (en chips o trozos partidos a mano) previamente enharinado (para que no se nos vaya todo abajo al hornear) y mezclamos bien.



 
* Precalentamos el horno a 180º durante un buen ratito y entre tanto, preparamos los moldes de silicona untándolos bien en aceite de girasol u oliva suave con ayuda de una servilleta de papel para retirar el exceso. Con que quede impregnado pero no chorreante está bien, no se pegarán.
 
* Si usáis papelitos de magdalena, procurad hacedlo con moldes porque el peso del muffin abrirá la cápsula.

 
 
 
* Rellenamos hasta 2/3 de la cápsula/molde para que luego al hornear se salgan un poquito y queden con aspecto de muffin y horneamos durante 25 minutos a 180º (160º si vuestro horno usa ventilación). Al sacarlos, los pinchamos y si el palillo sale limpio los dejamos 5 minutos más en el molde y pasado ese tiempo los ponemos en la rejilla para que enfríen.


* Y en teoría deberían salir así del horno.... gorditos, humeantes y oliendo a plátano que es un gusto!!!!



* Si queréis para decorar podéis espolvorearlos con azúcar glas o bien hacer un glaseado (azúcar glas mezclada con una cucharita de zumo de limón) y pringarlos un poquito haciendo hilillos. Eso lo dejo a vuestro gusto.




Tendré que decir que de mi experiencia he aprendido que:

* El plátano les da un sabor tremendísimo, pero no os paséis como yo que le puse 3 plátanos y me quedó luego los muffins (ricos) pero apelmazadillos. De todo se aprende. Mejor poner más manzana que plátano para sustituir a los huevos.

* Si no os gusta el chocolate (o no podéis comerlo) podéis reemplazarlo por fresas, arándanos o manzana picadita dentro. Combinan bien y el ácido de estas frutas debe estar de muerte con el dulzor platanil.

* Tengo que decir que están de vicio pero de uno en uno, como consigáis comeros 2 podéis moriros si no hay un vaso de agua-leche-zumo o algo más fuerte cerca... avisados estáis.

* Y por cierto, los plátanos tienen que ser de mi tierra.... de Canarias y bien maduritos, que si no, no son dulzones ni están ricos ricos al madurar. Nada de bananas de imitación, que donde esté un buen plátano canario que se quite el resto.










Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook el grupo "Cocina Para Dummies" o en Twitter en @CocinaDummies. Muchas gracias por seguirme!!!