9 de junio de 2013

CuPCaKeS DeL MoNSTRuo De LaS GaLLeTaS

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Azul, pero azul azul..., que no se diga...
 
Estos son los típicos cupcakes para un cumple. Ahora bien, el que los haga que se prepare a hacerlos con cuidado y esmero. Sí, porque sin cuidado terminará todo azul. Doy fe, por más cuidado que puse tengo que deciros que todavía el tinte no ha salido de una de mis uñas que por más que la he lavado, cepillado, metido en lejía (ehhh no penséis mal, por hacer las tareas domésticas sin guantes), amoníaco,... y nada, que eso sigue ahí integrado que parece que ya mi uña viene así de fábrica.

Pues nada, azules como Coco (o Tricky, según sea la versión española o inglesa de) el monstruo de las galletas, con su galletilla con chips de chocolate y sus ojillos saltones... espero que os guste porque el bizcochito interior (de vainilla) también lleva sus correspondientes chips de chocolate, cosa rica donde las haya. Se me ocurrió ponerle sabor a coco, a todo, pero como no tenía saborizante en pasta o líquido de ese sabor pues recurrí a la vainilla que hoy por hoy es el sabor más socorrido en mi casa.



¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura
 
Dividamos los chismes de cocina por grupitos, así para estar más organizaditos una vez nos pongamos al lío:

(1) Para hacer el bizcocho de los cupcakes, usamos lo de siempre:

* Dos cuencos.
* Colador. 
* Medidor de sólidos y líquidos, jarra y/o pesa.
* Lengua de gato o una cuchara, o ambos.
* Batidor manual, mejor a mano para evitar sobrebatirlos y que salgan duros.
* Molde o bandeja con agujeritos para los cupcakes.
* Cápsulas de papel.
* Un palillo o aguja para comprobar que están hechos.
* El horno, que sin éste ni cupcakes ni nada.
* Una rejilla para que se enfríen.





Otras cápsulas de HoM (Home of Marie)
Éste es el modelo "Easter" de huevos
de Pascua... y a mí me gustaron por los
pollos!!!

(2) Para hacer la crema que los decorará:

* Un cuenco grande.
* Una batidora de varillas.
* Una lengua de gato para rebañar.


(2*) Para decorar luego:

* Manga pastelera desechable.
* Jarra-apoyo para rellenar la manga.
* Boquilla para "hacer pelo", es decir, la 233 de Wilton.

La boquilla 233 con sus agujeritos finos que hacen
hierba o pelo...


Como podéis ver aquí...
 

(3) Para hacer los tiernos ojillos de Coco:

* Una superficie lisa, sin agujeritos.
* Un pincel.
* Un boli de tinta negra "comestible", ojo, tiene que ser comestible.




 Ahí podéis ver el fondant entre otros trastos


ACLARACIONES
En plan, no estaaaamos loooocos...

Un par de comentarios en esta nueva recién inventada/estrenada sección.

* He conseguido el chollo de mi vida. Sí, una báscula de cocina que pesa sólidos, mide líquidos (agua y leche, lástima que no lo haga con aceite) en diversas medidas, es decir, que se adapta las medidas internacionales así como a las inglesas. Así, todo super práctico por menos de 10 euros, bueno, sobró un céntimo para la hucha de las vacaciones. Un chollo, lo que se dice. Se acabó la jarra medidora de sólidos por ahora, hasta que se le gaste la pila...



* El boli comestible, no es otro que este de la foto. Por poco más de 3 euros conseguís uno de estos con doble punta, una gordita para detalles como los ojos de Coco y otra más fina, pues para fornituras más delgadas, letras, etc. Me ha resultado muy buena compra, esperaba que fuera peor, eh?




INGREDIENTES
Los materiales de construcción
 
Para los cupcakes, unos 12: 
 
* 120 gr. de mantequilla blandita (hay que sacarla de la nevera 2 horas antes como poco).
* 220 gr. de azúcar blanco.
* 3 huevos.
* 200 gr. de harina de trigo.
* 1 cucharita y media de levadura química.
* 120 ml. de leche semi.
* 1 cucharita de extracto de vainilla (si es aroma, el doble).
* Chips de chocolate negro a porrón, los que queráis...
* Una pizquita más de harina para rebozar los chips de chocolate.
 


 Para la crema azul, conste que hice la mitad de lo que hago normalmente (rinde para 6-8 cupcakes):

* 125 gr. de mantequilla sin sal.
* 220 gr. de azúcar glas o icing sugar, mejor el icing.
* 3 cucharadas soperas de leche semidesnatada.
* 1 cucharadita de extracto de vainilla o un saborizante al gusto.
* 3 puntitas de palillo de colorante azul (Royal Blue de Wilton o similar), que equivale a un cuarto de cucharita de postre (1-2 ml).




Para los ojillos:

* Un poquito de fondant blanco.
* Un poquito de fondant negro.
* El comentado boli negro de tinta comestible.

 
 
Adicionalmente,

* Galletas cookies grandes o minis. Si son las grandes tendréis que darles bocados para que quede aquello más realista... todo sea sacrificar la dieta por el realismo....



ELABORACIÓN
Mano de obra

Para hacer los cupcakes:

* Tamizamos la harina con la levadura química y reservamos.



* Mezclamos el azúcar y la mantequilla blandita muy bien hasta que todo quede integrado y no nos quede azúcar pegada al recipiente. Todo manual como véis.



* Luego añadimos los huevos uno a uno. Eso lo hacemos para que se mezclen bien y quede la masa bien homogénea. Cuidado con las cáscaras, siempre es mejor, cascarlos a parte y luego echarlos desde otro recipiente al cuenco para que no se nos escape algún trocito de cáscara que arruine la mezcla.



* Añadimos la mitad de la harina y levadura tamizada a la mezcla y removemos, ahora ya con una cuchara, hasta que esté todo integrado.



* Añadimos a la mezcla la leche con la cucharita de vainilla disuelta e integramos. Y cuando esté todo homogéneo ponemos la otra mitad de harina y levadura y batimos hasta que se integre, no más.



* A esta masa añadiremos chips de chocolate negro, yo uso los de Hacendado que dan muy buen resultado. Previamente a añadirlos los rebozaremos levemente con un poquito de harina para que no se nos vayan al fondo de la masa al hornearlos.
 
 
 
* Precalentamos a 180º y horneamos los cupcakes (en sus papelitos rellenos hasta la mitad, nunca sobrepasar los 2/3 porque salen más barrigones!!!) durante 22-25 minutos. Cuando se cumpla el tiempo pinchamos con un palillito de madera y si sale limpio, dejamos enfriar en el molde 5 minutos para que se terminen de hacer y luego los pasamos a una rejilla para que terminen de enfriarse.





Para hacer la crema azul:

* Ponemos la mantequilla, el icing sugar (o azúcar glas) tamizado, la leche y la vainilla todo junto en un bol y lo tapamos con un paño húmedo para que no se nos llene todo de polvo. Batimos a velocidad baja durante 1 minuto hasta que la mezcla coja consistencia de pasta de dientes.



* Llegado a ese punto le damos caña a velocidad alta al menos durante 5 o 10 minutos. Recordad, cuanto más batimos más consistente queda!!!

* Cuando esté bien montado todo, añadimos con ayuda de un palillo el colorante azul poquito a poco, no pongáis un montón que tiñe muchísimo. Este tono lo conseguí con tres tientas de mojar el palillito... para que veáis!!!! Sería tres veces la cantidad que véis en la foto... y no es nada!!!



* Luego, podéis guardar la crema en un tupper si no la vais a usar enseguida pero nunca en la nevera porque se endurecerá y no circulará adecuadamente por vuestra manga/boquilla.



Para hacer los ojillos:

* Hacemos un churretín y lo partimos a la mitad. Así nos aseguramos de que Coco salga con los dos ojos iguales. Con cada mitad hacemos una bolilla. Si veis que se os pega a las manos porque está el tiempo muy caliente, usad un poquito de maicena o azúcar glas para manipularlo.

* Luego hacemos dos bolitas pequeñitas negras que harán las veces de pupilas. Si no tenéis fondant negro o colorante negro para teñir el blanco, podéis recurrir a pintar con un boli de tinta comestible. Queda igual de resultón.

* Luego, pegamos la pupila al ojo bien a presión o bien con un poquito de agua, pegamento comestible o agua con un poquito de azúcar glas disuelto.

* Dejamos que se sequen un poco antes de ponérselos a Coco para que no se deformen.


Finalmente nos queda lo más divertido, el montaje:

* Sobre los cupcakes fríos (nunca calientes ni tibios), con la manga montada con la boquilla de pelo (233 de Wilton) vamos a hacer filas de pelos, de abajo hacia arriba. Para ello presionamos la manga y tiramos. Si nos quedamos en el sitio mientras presionamos salen rizos... os quedarán unos Cocos muy rastafaris.

* Luego, posicionamos los ojillos, a ser posible que quede un poco discorniado el bicho.


* Plantamos una mini-galleta o una galleta grande a la que le habremos quitado la mitad de un bocado haciendo de boca del monstruo y listo!!!!  Ya tenéis a vuestro monstruo de las galletas hecho!!!




Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook el grupo "Cocina Para Dummies" o en Twitter en @CocinaDummies. Muchas gracias por seguirme!!!