3 de febrero de 2013

MuFFiNS De CHoCoLaTe

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Las favoritas de mi niño...
 
¿Otra de magdalenas o muffins o lo que sea? Sí. Pero esta va dedicada... resulta que va dedicada a todos los intolerantes a la lactosa (que no a los alérgicos a la proteína de vaca, que no es lo mismo). Y prometo que no será la única receta para este colectivo cada vez más numeroso entre los que se encuentran mi novio, mi suegro y lo más lindo del mundo... mi mini-sobrinito Manuel.
 
La intolerancia a la lactosa, si no lo sabéis os lo cuento, provoca malestar al digerir la leche puesto que las personas con este problema no disponen de la lactasa, una enzima que permite que la lactosa (un disacárido formado por glucosa y galactosa) se separen y se digieran bien. Básicamente una jodienda... peeeero, aquí está la "tita" Wendy investigando para que su niño pueda comerse las magdalenas de chocolate a pellizcos... dicho y hecho. 
 
El día primero de año hicimos el primer experimento en casa y el niño disfrutó literalmente, como un enano. De hecho daba gusto verlo comiéndose a pellizcos la magdalena porque como dijo su padre "eso no lo había visto antes"... a su niño ahí, zampándose un magdalenón y pidiendo el "bis" y el "requete-bis" porque se comió dos o tres jajajaja...
 
Pues nada, que me alargo, que este finde repetí la opeación magdalenera... y le llené un tupper de magdalenas para que pudiera darse un caprichín. De hecho, no esperó mucho y como no pude ir a verlo lo grabaron por vídeo y me lo mandaron. Por razones obvias no puedo poner aquí el vídeo del nene pero imaginaos a un enano de casi 3 años echando besos y dando las gracias mientras se come a pellizcos una de estas magdalenas... pues eso, satisfacción total.

 
 
¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura
 
Para elaborar esta delicia, necesitaremos:
 
* Cápsulas para hacer magdalenas.
* Dos cuencos grandes para hacer las mezclas de ingredientes.
* Un colador.
* Una varilla para batir (manualmente).
* Horno de gas o eléctrico.

Ya pa ponernos pijos, un tupper y unas pegatinas guays que veréis más abajo.
 
 
 
INGREDIENTES
Los materiales de construcción
 
Hoy necesitaremos más o menos lo de siempre para unos 12 muffins medianos:
 
Ingredientes secos

* 220 gramos de harina de trigo.
* 30 gramos de cacao puro (Valor).
* 110 gramos de azúcar blanquilla.
* 1 cucharita de levadura.
* Media cucharadita de bicarbonato sódico.
* Una puntita de sal.

Ingredientes húmedos

* 240 gramos de yogur natural SIN LACTOSA (Kaiku por ejemplo)
* 70 ml. de aceite vegetal de semillas (girasol).
* 1 huevo.
* Una cucharita de vainilla.

Además, para decorar

* 100 gramos de chispitas de chocolate negro (tiene trazas de leche).
* 40 gramos de azúcar glass.



ELABORACIÓN
Mano de obra


* Vamos a empezar en un bol grande a mezclar los ingredientes secos por el orden siguiente. Tamizamos la harina con ayuda del colador.

 Algo indica que el bowl seco seco 
no estaba...

* Añadimos el azúcar, la levadura, el bicarbonato, la sal y el cacao.  Removemos para que todos los ingredientes secos queden repartidos por igual.
 Azúcar

 Levadura química

Bicarbonato






Sal



Y cacao... (y quedaron pelotillas aún habiéndolo tamizado...).


* A continuación mezclamos en otro bol los ingredientes húmedos. Batimos el huevo.
* Añadimos los dos yogures (sin lactosa) y batimos hasta obtener una mezcla homogénea.

* Vertemos el aceite vegetal y la esencia de vainilla y revolvemos hasta obtener una mezcla líquida y homogénea.

* En el bol de los ingredientes secos vertemos las pepitas de chocolate y los ingredientes húmedos y revolvemos LO JUSTITO, me explico, lo justo para que los ingredientes se integren y quede una mezcla lo más homogénea posible. No hay que batirlos en demasía porque sino los muffins no salen ricos ricos.


 
* Distribuimos la masa por los moldes, rellenando hasta 2/3 del contenido total. Usaremos dos cápsulas por muffin para que aguante bien sin perder la forma al hornearlos.

* Precalentamos el horno a 180º durante 10 minutillos y vamos hornear durante 20-25 minutos prestando atención porque al ser negritos no vamos a ver si se nos churruscan o si no. Tienen que quedar esponjosos dentro pero crujientitos (o casi) por encima... ése es el punto.

* Finalmente, sacamos los muffins del horno y los situamos sobre una rejilla para que se enfríen porque si los dejáis sobre una bandeja lo que harán será condensar humedad y se le van a aflojar los papelitos... truqui del almendruki.


 
* Una vez fríos los espolvoreamos con azúcar glas y listos, para comer o envasar y llevar donde queráis.



Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook el grupo "Cocina Para Dummies" o en Twitter en @CocinaDummies. Muchas gracias por seguirme!!!