3 de febrero de 2013

LeNTeJaS CoMPueSTaS

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Hay quién las come y si no, pues las deja!!!
 
Yo siempre he dicho que fui una niña atípica. Porque a mí de pequeña me gustaban las lentejas cuando todos los niños detestan las alubias y a sus primas hermanas las lentejas.  Especialmente recuerdo unas que en unas vacaciones de verano en Agosto (sí, en Agosto!!!) me hizo una de mis abuelas en un viaje a Zamora, con su choricito rico y su huevo picaíto... pues esa receta exactamente no os la dejo hoy aquí, pero os dejo la de mi madre que está igualmente rica, tiene mucha verdurita y con estos fríos sientan muy bien. Qué aproveche!!!
 
¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura
 
Para elaborar esta receta invernal, necesitamos:


* Una olla normal o una olla exprés si es que tenéis.
* Una tabla para cortar.
* Cuchillo, puntilla y pelador de verduras.
* Cucharón y espátula de madera.


INGREDIENTES
Los materiales de construcción
 
 Y los ingredientes son todos muy simples:

*  200 gr. de lentejas pardinas.
* 5 cucharadas soperas de aceite de oliva.
* 2 dientes de ajo.
* 1 cebolla mediana picadita fino.
* 1 trozo de pimiento rojo picadito fino.
* 1 zanahoria mediana picadita en taquitos pequeños.
* 2 patatas grandecitas en dados.
* 1/2 vaso de vino blanco.
* 1 hoja de laurel.
* 1 cucharita de postre de tomillo.
* 1 cucharita de postre de orégano.
* 1 trozo de chorizo.
* 1 trozo de morcilla.
* 1 trozo de panceta (bacon).
* Agua.
* Sal al gusto.


Para acompañar, adicionalmente pondremos:

* 2 huevos cocidos picaditos en rodajas.


ELABORACIÓN
Mano de obra


* Trituramos el ajo o lo picamos finamente retirándole previamente el germen (parte interior) para que repita menos.



* Pelamos y picamos finamente la verdura: cebolla,  pimiento (retirando los nervios blancos), zanahoria y patatas. Reservamos. Para mí esta es la parte más laboriosa de la receta porque hay que tener mucha paciencia y un saco de pañuelos de papel para llorarle bien a la cebollita durante el proceso. Esta vez, me he sacado de la manga un truco inventado: he puesto el extractor de la cocina a funcionar mientras picaba la cebolla debajo de él. Al principio me picó un poquillo la nariz y los ojos pero luego pude seguir sin los típicos llantos que acompañan a tal vegetal.





* Ponemos en la olla a fuego medio-alto el aceite (suficiente para que cubra el fondo) y echamos los ajitos.



* Cuando empiecen a freírse (sin llegar a dorarse) añadimos la cebolla y continuamos rehogando con fuego medio.



* Añadimos la hoja de laurel partida a la mitad para que desprenda más saborcito.



* Acto seguido ponemos un poco de sal (cuidado con pasarse que luego el chorizo y resto de carnes también añadirán sal al plato). A veces es mejor quedarse corto que siempre se puede arreglar!!!



* Cuando la cebolla empiece a ponerse pochadita, echaremos el pimiento picado y seguimos revolviendo.



* Añadimos el orégano y el tomillo.


 
* Un chorrito de vino blanco (equivalente a medio vaso) y revolvemos para que se evapore el alcohol que pueda contener y sólo quede el saborcito.


* A continuación agregamos las lentejas y dejamos que se impregnen bien de los líquidos (de hecho los absorberán).


* Ponemos el chorizo, panceta y morcilla en la olla y rehogamos para que suelten su saborcito.


* Completamos echando la zanahoria a la olla y cubrimos con agua (yo cubrí y le puse un poco más extra, porque siempre algo se evapora).


* Cuando coja un poco de color el caldo y ya vayamos a tapar la olla añadimos las patatas picadas revolvemos bien y tapamos la olla.


* La dejaremos desde que empiece a salir vapor unos 20-30 minutos cocinando a fuego medio. Es importante que no os dejéis llevar por la emoción y le pongáis el fuego alto porque se os puede pegar al fondo de la olla ya que no podemos ir abriendo y removiendo. Si al abrir la olla cuando la válvula de presión indique que se puede, veis que las lentejas siguen duras, removed un poco y volved a ponerlas otros 5-10 minutos a gusto hasta que estén completamente blanditas.


* No os preocupéis si al sacarlas salen muy caldosas porque luego, al enfriar van a coger consistencia.

 Antes...

...y después.

* Cocemos dos huevos y los picamos en rodajas. Decoramos los platos recién servidos con el huevo y listo para comer!!!! Qué aproveche!!!!





Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook eel grupo "Cocina Para Dummies" o en Twitter en @CocinaDummies. Muchas gracias por seguirme!!!