21 de julio de 2012

BaVaRoiS De FRaMBueSaS Y FReSaS

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA


El pastelito rosita más "chic"...


Hoy os dejo por aquí una receta muy simple y resultona para hacer un pastelito muy "cuqui" porque entre el nombre, Bavarois de framboise que pronuniado suena así como muy chic "babaruá de frambuá" y lo rosita que queda a base de cositas naturales pues puede ser hasta candidato a pastel de cumpleaños.

Ahora diréis, qué pija ella, haciendo pastelitos rositas.... qué cosas!!! Pues este pastelito lo encontré hace dos días buscando por internet "postres que no engordan", anda, la lista... como el que busca un trabajo en el que no se trabaje jejejeje bueno, engordar, el postre no engorda. Lamento deciros que los que engordaréis seréis vosotros,... o yo, en mi caso con eso metido en la nevera la tentación es muy muy muy grande!!!

Aún así, los ingredientes son naturales: fresas, frambuesas, huevos (las yemas, osea lo peor, ahí el colesterolcito dándole fuerte), leche y fructosa. Ahhhhh, fructosa. Ese bonito monosácarido contenido en las frutitas y que endulza más que la sacarosa (azúcar blanquilla común y corrientucha)... yo me enteré ayer, pero resulta que 100 gramos de fructosa cunde lo mismo que el doble del azúcar normal y encima, calóricamente andan ahí ahí, es decir, que endulza más con menos, luego, engorda menos.




¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura
 
Para esta receta necesitaremos:
* Una olla.
* Un cuenco muy grande.
* Un batidor de varilla manual.
* Batidora eléctrica de brazo (aka. turbomix).
* Un molde para tarta desmontable (sin fugas, dato importante).
* Cuchillo afilado.
 
INGREDIENTES
Los materiales de construcción

Para una señora tarta "Bavarois":

* 500 gramos de fresas.
* 250 gramos de frambuesas.
* 8 yemas de huevo.
* 1 litro de leche desnatada.
* 6 cucharadas soperas de fructosa.
* 12 láminas de gelatina neutra.


Opcionalmente, si queréis colorear más el pastel podéis usar unas gotitas (3 ó 4) de colorante rojo artificial como el que usamos para las gelatinas de posts anteriores.

Asimismo, para recubrir el pastelito podéis usar el mismo sirope que haremos para darle color interiormente o bien mermelada de vuestro fruto rojo favorito: fresas, frambuesas, arándanos, etc, etc. Yo uso el de la vieja fábrica de frambuesas que andaba por casa... así para ir gastando las cosas antes de que se pongan viejas.


ELABORACIÓN
Mano de obra
 
Esta receta implica una gran concentración porque hay que ir llevando varias cosas a la vez, pero no es excesivamente complicado coordinarse con uno mismo:
* Ponemos el litro de leche a calentar en una olla sin que llegue a hervir.
* En un bol con agua fría metemos las 12 láminas de gelatina neutra para que se vayan hidratando. Parece que nos han regalado un camión de gelatina, no???
* Lavamos la fruta, picamos las fresas en trozos grandes (salvo unas 10 fresas grandes que luego picaremos más finamente y apartaremos para después).
* Metemos las frambuesas y las fresas en la turbomix y las trituramos finamente. Seguidamente, siempre echándole un ojo a la leche no vaya a hervir, pasamos el puré por el chino o un colador para eliminar las pepitas. Reservamos.
* Separamos las claras de las yemas y guardamos las claras para una tortilla super proteica o lo que nos dé por ahí. Mezclamos en un cuenco grande las 8 yemas con las 6 cucharadas de fructosa removiendo enérgicamente. Reservamos.

* Ahora añadimos la leche caliente poco a poco a los huevos sin dejar de remover. Volvemos a pasar la mezcla a la olla y continuamos batiendo a fuego bajo-medio hasta que esta crema espese un poquito. Añadimos la gelatina escurrida previamente y revolvemos.


* Una vez que la gelatina se ha disuelto completamente, añadimos el sirope que hemos obtenido de triturar la fruta, removemos bien y añadimos colorante rojo si hiciera falta para darle un color más bonito al dulce.
* Apartamos del fuego la mezcla y añadimos las fresas cortadas finamente, batiendo para inegrarlas bien.



* Cerramos bien el molde, y por eso insisto en que sea completamente hermético (no como el mío que ha tenido una mini-fuga que ha causado verdadero pánico en la cocina por momentos) y agregamos la mezcla.  Si no os fiáis mucho del molde siempre podéis hacer una base para la tarta de galleta triturada y mantequilla amasada para sellar la parte baja.



* La tarta debe estar al menos 12 horas en la nevera para que cuaje a la perfección, eso lo notaréis antes de desmoldar.  Se desmolda pasando un cuchillo por el borde y luego con mucho cuidado de no tirar mucho por un lado ni por el otro para que no se rompa. Y al desmoldar debería quedar así!!!


Para decorar la tarta se puede añadir más frambuesas, fresas o incluso decorar con un poco más de sirope de fresa y frambuesa hecho como el que le hemos puesto para dar color y sabor al dulce. Si se ve que es muy ácido, puede corregirse con un poquito de fructosa y listo!!!! Qué pinta!!!!!




Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook en el grupo "Cocina Para Dummies" o en Twitter en @CocinaDummies. Muchas gracias por seguirme!!! 

RiSoTTo ai FuNGHi (aKa. aL CHaMPi)

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Lo que el champiñón se llevó...

Marchando otra de experimento italiano... hoy una de arroz con champiñones porque el hecho de encontrar una bandeja de champiñones en la nevera y tener queso parmesano recién descongelado motiva echar eso a una sartén y empezar a inventar un poquito. Bueno, que tampoco hemos descubierto América!!!!

Y para colmo, lo mejor de todo es que esta receta lleva muy pocos ingredientes, que es muy sencilla de hacer y que además es muy baratita... vamos, la remonda!!!!


¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura
 
Necesitamos poquita cosa:
* Una sartén.
* Una olla.
* Una espátula de madera.
* Un cucharón.
* Un rallador.
INGREDIENTES
Los materiales de construcción

Para 2 personitas con apetito:

* Media cebolla picada finamente.
* 200 gramos de champiñones laminados frescos.
* Un vaso / dos tacitas de arroz bomba.
* Una cucharada de mantequilla.
* Una taza pequeña (tipo café) de vino blanco.
* Aceite de oliva.
* Sal.
* Pimienta negra.
* Agua.
* Queso parmesano rallado finamente.


ELABORACIÓN
Mano de obra
* Primeramente ponemos a calentar agua (como 2 litros) en una olla hasta punto de ebullición y mantenemos al fuego.

* Ponemos un buen chorro de aceite en una sartén grande y profunda y añadimos la cebolla a fuego medio para pocharla con un poquito de sal.


* Una vez que la cebolla está pochada añadimos los champiñones laminados y dejamos que absorban el aceite y el líquido que ha soltado la cebolla.

* Cuando los champiñones estén ligeramente secos añadimos el vino blanco y dejamos que se ablanden a fuego bajo, quizás tapando la sartén pero vigilando siempre que los champis no se resequen mucho.

* Una vez que los champiñones han adquirido un color marronáceo añadimos el arroz bomba y mezclamos con todo para que se integren los sabores.
 
 
 
* Seguidamente, con ayuda del cucharón ponemos 2 cucharones de agua caliente al arroz (esto es para que no se corte la cocción, por eso el interés de tener la olla con el agua caliente todo el rato) y removemos. Ponemos una buena pizca de sal y pimienta negra y removemos.

* El arroz debe estar alrededor de 15 minutos al fuego desde que añadimos el agua la primera vez, y según se vaya quedando sequito vamos a ir añadiendo cucharones de agua caliente. Aproximadamente, creo que le echamos agua unas 4 o 5 veces, unos 2 cucharones por vez. Hay que tener en cuenta que el arroz tiene que quedar entre seco y caldoso, es decir, pastosito.

NoTa MeNTaL: El arroz debe poderse pasar... Brillante no sirve, por eso es Booooomba!!!!!

* Tomamos la cucharita de mantequilla (unos 10-15 gramos) y lo añadimos al arroz para que quede más pastosito. Pero tener en cuenta que hay que poner poquita mantequilla, que no queremos que coja sabor a mantequilla sino que conserve el sabor a los champiñones, la cebollita y el vino. Corregimos de sal si hiciera falta, puesto que al añadir tanta agua puede haberse ido el sabor a Cuenca...
* Cuando el arroz esté casi casi al punto, lo apartamos el fuego y dejamos reposar unos minutos.

* En este "impass" de reposo arrocil, rallamos queso parmesano y lo servimos en un cuenco o platito para que luego cada cual se sirva a su gusto.

* Servimos el rico risotto ai funghi, agregamos queso al gusto (mucho, para mi gusto quesero) y comemos velozmente... que calentito está más rico!!!!



¿Adivináis qué había de postre? Una pista.... bueno, una foto habla más que una pista!!! Las famosas gelatinas y hoy son "violetas" con "frambuesas".... y las frambuesas van a ser las protas del siguiente recetón!!!! Y toca.... dulce!!!!!





Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook en el grupo "Cocina Para Dummies" o en Twitter en @CocinaDummies. Muchas gracias por seguirme!!! 

19 de julio de 2012

SPaGHeTTi GaMBeReTTi

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
La gamba camuflada...

Hoy tengo el gusto de presentaros una receta que me comí ayer pero por primera vez en mucho tiempo no me cociné yo, sino mi pinche de cocina ayer reconvertido en cocinero... vamos, mi novio. ¿Quién iba a decir que el chico cocinara tan bien? Es más, ¿quién iba a pensar que luego me iba a dejar la cocina más limpia que lo que la dejo yo normalmente? Córcholis!!!!

La receta es una recetina típica de Sicilia, esa islita italiana que parece la pelotita a la que la bota italiana le está dando una patada. Bueno, dejemos de hablar de geografía y vayamos al meollo de la cuestión... esta receta a mi me sorprendió porque en España estamos muy acostumbrados a ver la pasta enchumbada (palabrejo canario que significa bañada) en salsa y la pasta de este plato está más bien acompañada de una "salsa" por llamarlo de alguna manera donde las gambas hacen acto de presencia.... a mí particularmente me gustó mucho, oler olía de lujo y saber también. Lleva su puntito picante y natural..., muy sana para mi gusto. Espero que os guste... tanto como me gustó a mí.



¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura
Más o menos, lo de siempre cuando hablamos de pasta:

* Tabla de cortar y cuchillos.
* Dos sartenes.
* Una olla.
* Instrumental para sacar la pasta de la olla.
* Mortero, opcional.

INGREDIENTES
Los materiales de construcción

Para 2 personas, un despliegue de recursos inimaginable:

* 200 gramos de spaghettis finos (por debajo del número 3, para los entendidos).
* 200 gramos de colas de camarones (o gambas en su defecto).
* 2 ó 3 cucharadas soperas de pan rallado.
* 1 paquete de tomates cherry (200 gramos, aprox.).
* 1/2 cebolla pequeña.
* 1/2 vaso de vino blanco.
* 1 diente de ajo.
* 3 guindillas.
* Perejil.
* Sal.
* Aceite de oliva virgen extra.


Opcionalmente,
* Queso parmesano reggiano o Grana Padano... según la parte de Italia desde donde vengáis rodando con la rueda de camión de queso esa.

ELABORACIÓN
Mano de obra

Ahora os voy a intentar transmitir la receta, tal cual me la contaron a mí, la cual fue extraída de una página italiana (escrita en italiano e interpretada como se pudo):

* Si tenemos la cebolla congelada de toda la vida, no habrá que cortarla finamente. Si no, cortar y llorar, as usual. Picamos asimismo el ajo pero en trozos suficientemente grandes para luego poderlos extraer de la sartén y que no se nos repita el sabor del mismo.

* En una sartén ponemos unas 2 ó 3 cucharadas soperas de aceite y sofreímos la cebolla y el ajo hasta que se pochen, sacamos los ajos y añadimos las gambas o colas de camarón. Aquí puntualizo, las colas de camarón según el chef son más sabrosas... de ahí que no usar gambas como en la receta tradicional. Se remueven las gambas durante un minutillo hasta que estén hechas, es decir, cojan color.

 
* Añadimos el medio vaso de vino blanco y dejamos que hierva para que evapore el alcohol.
* Seguidamente, añadimos los tomates cherrys previamente partidos en dos mitades, las 3 guindillas (y que sean grandes para poderlas identificar luego, que luego nos las comemos por error y pasa lo que pasa) y el perejil previamente pasado por el mortero o similar si no se tiene.

 
* Tapamos por 10 minutos la sartén con la mezcla y cocinamos a fuego medio para que suelte los juguitos y concentre el sabor de los ingredientes y lo más importante, el picor de la guindilla.
Ahora comienza la parte donde debemos tener concentración a la par que coordinación. Casi simultáneamente o si no tenéis ocho brazos, una cosa detrás de la otra:

(1) Ponemos agua a hervir con sal en una olla grande para luego echar la pasta que habremos medido y dejado lista un ratillo antes de empezar a cocinar.
(2) Cuando la sartén de la salsa lleve 5 minutos haciéndose tapada, metemos la pasta en la olla con agua hirviendo para que se cueza durante el tiempo especificado por el fabricante. Si son finos será como unos 4-6 minutos.
(3) A un par de minutos de terminar la cocción de la pasta tostar el pan rallado en una sartén con una cucharada de aceite hasta que coja un color más oscurito (1 minuto o así).
(4) Se añade el pan rallado a las gambas y se mueve para integrarlo todo.
(5) Se saca la pasta y se escurre. Se adereza con un poco de aceite de oliva para que se separe bien.
Y finalmente se mezcla la pasta y la salsa, se ralla parmesano y se corre a la mesa que eso calentito está suuuuuper rico.

Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook en el grupo "Cocina Para Dummies" o en Twitter en @CocinaDummies. Muchas gracias por seguirme!!!
Follow my blog with Bloglovin

13 de julio de 2012

VoLS-au-VeNT VaRiaDoS

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
El canapé veloz...
 
Como este finde, bueno realmente en menos de 2 horas, me voy para Tenerife de boda y toda boda que se precie debe tener su punto "chic" ayer por la noche decidí de las cosas "menos chic" que puede haber en una nevera, es decir, de las sobras, hacer algo refinado... Gran desafío, sí, pero eso no es nada... con poco más de un euro en hojaldres con forma de vols-au-vent o volovanes (adaptación hispano-francesa del término más refinado francés....) cualquier cosa coge un nivel tremendo y convierte una cena sosa en algo más "finulis"... eso y un champán y parecería que estamos de vacaciones en un hotel cerca del mar... nada más lejos de la realidad peeero, de ilusiones se vive y con poco dinero se come. Está claro!!!

Espero que os animéis a hacerlo, sólo porque estar está bueno y podéis quedar muy bien con los invitados a base de bien!!!


Bandejita de 12 deliciosos bichillos


¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura
 

Hoy no necesitamos nada,... bueno sí:
 
* Un cuchillo,
* Una chuchara,
* La tablita para cortar y ya está.
 
Es que a veces, más sencillo y se hace solo!!!!
 
 
INGREDIENTES
Los materiales de construcción
Para 12 canapés:
 
* Una cajita de 12 vols-au-vent tamaño mini.
 
 
 
Vamos a hacer 3 tipos de rellenos, pero eso según lo que tengáis por casa y os apetezca:
 
MoDaLiDaD uNo:  "aSaLMoNaDoS"
 
* Salmón en tiritas o en lonchas y lo partís luego.
* Queso de untar "light".
* Una pizca de albahaca seca desmigajada a la mínima expresión.
 
 
 
MoDaLiDaD DoS: "eMPaVaDoS"
 
* Un par de lonchas de pavo o jamón york.
* Queso en filamentos para gratinar o similar.
* Salsa césar de bote (por ejemplo, la de Calvé está muy rica).
 
 
MoDaLiDaD DoS: "La CaBRa MeLoSa"
 
* Queso de cabra de rulo, no, la cabra no lleva rulos.
* Miel de (mil) flores, y si son menos flores no vale.
* Nueces trituradas con el culillo de un cuchillo.
 
 
 
ELABORACIÓN
Mano de obra
 
MoDaLiDaD uNo
 
* Rellenamos los vols-au-vent con queso en crema con ayuda de un cuchillo.
 
 
* Colocamos dos tiritas de salmón cruzadas con mucho glamour y espolvoreamos con un poco de albahaca.
 
 
 
MoDaLiDaD DoS
 
* Rellenamos los vols-au-vent con la salsa césar.
 
 
 
* Enrollamos el pavo/jamón (u otro invento que ande por casa) y lo cortamos en pequeñas secciones que no sobresalgan mucho del vol-au-vent.
 
 
* Decoramos con el queso en filamentos y opcionalmente con albahaca.
 
 
NoTa MeNTaL: Si queréis esta variedad puede gratinarse un poquito en el horno a modo de aperitivo caliente para que el quesito se gratine.
 
 
MoDaLiDaD TReS:
 
* Depositamos una pequeña cantidad de miel en el fondo del vol-au-vent.  Cortamos el queso de cabra de rulo y rellenamos el vol-au-vent hasta arriba.
 
 
 
* Decoramos con una pizquita de miel y espolvoreamos por encima la nuez triturada.

 
 
NoTa MeNTaL: Si queréis esta variedad también puede calentarse mínimamente al microondas, poco tiempo, 5 o 10 segundos para que el queso se derrita un poquito. Incluso si tenéis un soplete culinario puede dorarse la miel antes de poner las nueces.
 
Y así quedan las preciosidades éstas:
 
 
 
Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook en el grupo "Cocina Para Dummies" o en Twitter en @CocinaDummies. Muchas gracias por seguirme!!!
Follow my blog with Bloglovin