15 de abril de 2012

MaNZaNaS DeSCoRaZoNaDaS

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
La manzana "sin corazón"...

Aquí os traigo un postre (también conocido como "apaño de último momento") que es bastante resultón y sabe muy rico. Aparte de todo, se hace muy rápido y que ni decir tiene que también está muy bueno. Aparte, lleva el aliciente de que tiene vídeo y esta vez me he dado un homenaje grabando vídeos... aunque no los he editado tanto como me gustaría por falta de tiempo.

Se trata de las típicas manzanitas al horno, que de por si, son bastante lentas de hacer en horno, peeeeero investigando por la web he visto que también se pueden hacer con el microondas un poco más rápidas y salen exactamente igual. Así ya de paso os enseñaba mi "descorazonador" de fruta y aprendíamos a usarlo.... todos, incluida yo.

Que me decís, ¿os apuntáis a sacar corazones de cuajo?

¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

* Un microondas, claramente.
* Una bandeja de cristal para horno microondas.
* La clásica tabla de cortar.
* Un descorazonador de fruta (que os muestro a continuación).



INGREDIENTES
Los materiales de construcción

* 4 manzanas, a ser posible de las verdes que son más blanditas.
* Azúcar blanquilla.
* Canela en polvo.
Estas eran las manzanas que andaban por casa
para que no se fueran a poner pochas

ELABORACIÓN
Mano de obra

* Lavamos las manzanas para que queden bien limpias puesto que no las vamos a pelar.




* Ahora, descorazonamos las manzanas ayudándonos del descorazonador o bien, quitando el rabillo y la parte trasera con un cuchillo afilado y pequeño (puntilla).  Para esto os recomiendo ver los vídeos, a mí me costó, 4 manzanas y un descorazonador roto para aprender... no digo más. Los vídeos como siempre, en mi línea de "experimentación".

VíDeoS

Como veréis, les he cogido tanto cariño que hasta les he puesto nombre:

Manzana 1: La "experimental"...

Manzana 2: La "experimental" experimentada...


Manzana 3: La "dura de pelar"...


Manzana 4: La "perfecta"...


PaSoS

Es mejor ver los vídeos, pero si no los podéis visualizar os lo explico con fotos:

* Introducir el rabillo de la manzana por el orificio del descorazonador. Colocar la manzana haciendo contacto con una superficie (encimera, tabla...) y hacer presión calculando el ángulo para que de un solo "tajo" nos llevemos la cabeza y el culo de la manzana.

Recreación de la acción...

* Una vez que el descorazonador sale por el otro extremo de la manzana, tirar en sentido opuesto y sacar el canutillo con todo. Extraer del descorazonador el corazón. Sin piedad.



DeTaLLeS a TeNeR eN CueNTa: Cuando vayáis a comprar las manzanas, mejor que sean de las verdes porque son más blanditas... comprenderéis lo que digo cuando veáis el tercer vídeo. Otro aspecto a tener en cuenta es la simetría. Es decir, que cuando compréis manzanas os fijéis si el rabillo y el culillo están perfectamente alineados. Es por  perfeccionismo y para que os salga la "operación" de extracción perfecta a la primera.


* A continuación, rellenamos la parte baja del agujerito con un poco de lo extraído que no contenga pepitas ni "extras".



* Agregamos por el agujerito superior 3 cucharitas de postre de azúcar blanquilla y una puntita de canela molida.

Da igual si se cae un poquito de azúcar fuera,
se agregará al sirope que sale

Una puntita de canela para aromatizar

* Ahora introducimos las manzanas en el microondas al 70% de potencia (en uno de 950W) durante 10-15 minutos en el caso de las manzanas verdes y unos 15-20 minutos en el caso de las rojas que son más duras y les costará más ablandarse. Tenéis que estar pendientes de que no vayan a estallar y que queden blanditas antes de sacarlas.

Aquí todavía no están listas, a la blanca le faltaba
5 minutos y a las rojas casi 10

El aspecto final debe ser el siguiente:

MaNZaNaS BLaNCaS


MaNZaNaS RoJaS

* Y la presentación para las rojas ha mejorado porque ha salido un sirope de la misma fruta, el azúcar y la canela con un sabor y consistencia realmente bueno con el que las he rellenado. Espero que os guste si las hacéis!!!!



Si os ha gustado podéis comentar y colgar vuestras fotos de esta receta en el
muro de CoCiNa PaRa DuMMieS en Facebook,
comentar en el blog o seguirme en Twitter @CoCiNaDuMMieS


QuiCK TiP: CaLaBaCíN-PiZZa

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
No es una pizza, pero tampoco sabe a calabacín...

Hoy os traigo una receta que a lo mejor ya habéis visto por YouTube. Yo soy seguidora desde hace algún tiempo de la blogera Isabel Llano más popularmente conocida como Isasaweis. A la par de ser super simpática y cercana, tiene en su web http://www.isasaweis.com/ recetas, trucos de maquillaje, nutrición, peinados, etc. cosas muy pero que muy útiles y muy bien explicadas. Tras el momento recomendación pasamos al comentario de la receta.

Esta receta es super simple de hacer y además, rápida y sana. ¿Qué más se le puede pedir? Pues que sepa rica y es que también está buena... es el famoso calabacín-pizza que no lleva queso pero oler y saber, lo hace como una pizza, salvo por las diferencias que son evidentes a la vista, ya que no lleva pan ni queso, osea, lo que engorda!!!! Espero que os guste!!! Al final de la receta os dejo el link de Isa para que lo veáis, ella lo explica muy bien y paso a paso.


¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

Poquito, lo de siempre:

* Un recipiente de cristal con tapa apto para microondas.
* Un agarrador para sacar cosas calientes del horno.
* Un cuchillo, la tabla de cortar y....
* Un microondas.

INGREDIENTES
Los materiales de construcción

* Un calabacín blanco o verde, yo prefiero el blanco porque es más blandito.
* Unas 6 cucharadas soperas de tomate frito (a gusto).
* Un par de latitas pequeñas de atún previamente escurrido.



Para adornar y completar:

* Un poco de queso blanco fresco.
* Queso Grana Padano para rallar (si os apetece).
* Un poco de orégano para espolvorear al final.

ELABORACIÓN
Mano de obra

* Lavamos el calabacín para quitarle la suciedad y los "pequeños piquitos" que tiene su piel.  Retiramos los extremos y cortamos el calabacín como si fuera para tortilla, es decir, no en lonchas, sino en cuñas de un mismo tamaño para que todas se hagan a la par.


* Colocamos el calabacín en el recipiente de microondas. Yo aquí no tengo un recipiente "full equip" de estos de cristal, así que me he valido de un "bol" plástico que uso para estas cosas que llevan salsas y de una bandeja de cristal de horno a modo de tapa. Todo muy rudimentario pero funcional. Como decía una profesora mía de Madrid, "la cosa no es que sea bonito, sino que funcione"... pues eso, era para cosas de programación en Matlab pero para el caso, funciona.


* Ahora toca poner el tomate. Agregamos 6 cucharadas soperas o un chorrito al gusto sobre el calabacín. No hace falta revolver ni nada.


* Luego, escurrimos bien el aceite del atún (aunque también se puede usar atún en su jugo para que tenga menos grasa aún) y lo desmigajamos sobre el tomate frito.



* Y luego, yo personalmente, le echo por encima más tomate frito. En la receta de Isa, ella no le echa más tomate, pero yo he comprobado que me gusta más con más tomate, así que cada cual que se gestione y administre su tomate a gusto.



* Metemos el bol con su tapa en el microondas durante 20 minutos, más o menos, dependiendo de la potencia del horno de cada cual. Yo he comprobado que mi microondas no es nada potente y que con 20 minutos a veces el atún se me churrusca un poco, así que con dejarlo 18 minutos a mí me basta. Eso sí, hay que estar pendiente.

He aquí mi "invento", la tapa-tartera

* Y cuando sale el calabacín del horno... sale así...



* Y ahora, basta con presentarlo un poquito bien para que sea apetecible "a la vista" porque lo que es "al olfato" a poco que se huele, es muy apetecible!!! Aquí le he puesto unas lonchitas de queso fresco y lo he espolvoreado con un poco de orégano seco. Espero que lo probéis y os guste.




Aquí os dejo el link del vídeo de "Isasavlog" que es vídeo-blog de Isasaweis




Si os ha gustado podéis comentar y colgar vuestras fotos de esta receta en el
muro de CoCiNa PaRa DuMMieS en Facebook,
comentar en el blog o seguirme en Twitter @CoCiNaDuMMieS

6 de abril de 2012

CRêPeS SaLaDoS

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
La tortita más "saladita"

Mi primer recuerdo de esta receta, en su variante dulce o salada, la tengo de uno de esos veranos en la playa de El Médano cuando mi tía Bea estaba embarazada de su primer hijo. El antojo principal durante su embarazo, al margen de la mortadela (que no podía comer por no sé qué historia que ahora no viene al caso) fueron los crêpes de una crepería que aún sigue funcionando y no sé si sigue siendo de la misma gente... la cosa es que al recordar aquellos crêpes hechos en una plancha y con un palito el otro día al ver la harina de crêpes en el super dije... ¿y si lo intento? Tan difícil no puede ser...

Bueno, me retracto de mis palabras. Difícil, no. Pero sí que es cierto que esta vez ha sido el segundo intento... porque la primera vez que los intenté hacer quedaron unos churros, más que unas tortitas... en fin.  Son sencillas de hacer cuando se les "coge el punto" porque hay veces que si el material, especialmente la sartén con la que se hacen, es un poco mala los crêpes se nos pueden poner un poco rebeldes... otros temas aparte, pueden ser el engrase de la sartén, la temperatura,... pero vamos, que con el vídeo explicativo que trae esta receta, si se os pegan... pues, os las coméis pegadas (como hice yo la primera vez)!!!

Que noooooo, que son muy fáciles y muy resultones, ¿os apuntáis?



¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

Cosas importantes para la elaboración:

* Una sartén antiadherente grande... sí, con "h" intercalada.
* Una lengua de gato o espátula plástica pequeña.
* Una jarra medidora.
* Una batidora (de cualquier tipo, mejor eléctrica).
* Un cucharón.
* Servilletas de papel de cocina.

INGREDIENTES
Los materiales de construcción

Para 10 crêpes, aproximadamente:

* 250 gramos de harina especial para crêpes.
* 400 ml. de agua templada.

Para el relleno (salado):

* Jamón o pavo en lonchas finas.
* Queso gouda en lonchas.
* Salsa de yogur.



ELABORACIÓN
Mano de obra

* Preparamos la masa según indique el fabricante. Esta harina para crêpes es de la marca Hacendado y nos dice que en 400 ml. de agua templada añadamos medio paquete del preparado (unos 250 gr) y a continuación lo integremos usando una batidora eléctrica. Yo he usado mi famosa turbomix aunque no tengo fotos para enseñaros la preparación. Con batir un par de minutos hasta que desaparezcan los grumos es suficiente.



* A continuación preparamos la sartén, que debe ser antiadherente y esté cuidada. Es decir, que no tenga el teflón rayado porque entonces corremos el riesgo de que se peguen los crêpes. Vamos a poner la sartén a fuego bajo (posición 2 ó 3 de 6 en una vitro,... interpolen pues si su vitro tiene más posiciones de calor).
 

* Vertemos una gotita de aceite en la sartén caliente y con ayuda de una servilleta (papel de cocina) doblado extendemos el aceite por la superficie de manera que queden pequeñas gotitas adheridas.


* Tomaremos el cucharón como unidad de medida para nuestros crêpes. Cada cual que la adapte al tamaño de su sartén: la mía es más o menos de unos 22 cm de diámetro (creo) y le pongo casi casi un cucharón de mezcla.


* Vertemos el contenido del cucharón en la sartén caliente y engrasada y la movemos para distribuir la masa.


* Segundos después de hacer esto, con ayuda de la lengua de gato, vamos levantando los bordes del crêpe poco a poco, sin romperlo pero despegándolo de la sartén. Una vez despegado haremos movimientos circulares con la sartén para que no se nos vuelva a pegar.


* Una vez despegado y que haya cogido color el crêpe, le damos la vuelta con las manos. Sí, con las manos, con cuidado porque los dedos pueden correr cierto peligro de quemarse!!!

 
* Y cuando tenga el color y consistencia deseados y parezcan crujientes los bordes lo podemos sacar. Yo los he rellenado con una loncha de pavo y otra de queso y finalmente, les he dado un toque artístico con un chorrito de salsa de yogur... a gusto vuestro dejo otros rellenos experimentales!!!





La idea es comerlos calientes y con el quesito derretido... espero que os gusten y aquí os dejo un vídeo explicativo resumen "chapucero" de cómo se hace un crêpe... Soy tan chula, que lo hago con una mano... a vosotros con las dos os deberían salir mejor, eh?




Si os ha gustado podéis comentar y colgar vuestras fotos de esta receta en el
muro de CoCiNa PaRa DuMMieS en Facebook,
comentar en el blog o seguirme en Twitter @CoCiNaDuMMieS

1 de abril de 2012

PiMieNToS CaRaMeLiZaDoS

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Glamour caramelizado...
Los que llevéis algún tiempo leyendo este blog, sabréis que a mí me va el rollito "experimental" y que la mayoría de las veces cuando cuelgo una receta aquí, una de dos, o la llevo haciendo toda la vida o nunca las he hecho y quiero hacer la prueba en plan "a ver qué pasa"... pues ayer estaba en plan "a ver que pasa" y me pregunté ¿qué puedo hacer con un kilo de pimientos para aprovecharlos y darles una "mejor vida"? Pues nada mejor que caramelizarlos, comprar unas tostas y queso fresco y montar unos canapés...

Esto como poco dejará boquiabierto a más de uno por lo bonito, lo vistoso y lo sencillo que es... lo único "malo" es que se tarda un buen rato en hacerlo... normal, si está rico, lleva su tiempo, ¿no?

Vamos allá y pongamos la nota dulce a este domingo de ramos, que ya sabéis, si no estrenáis algo, se os caerán las manos!!! Yo estreno mis pimientos!!!!

¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

Como siempre, hoy necesitaremos unas cuantas cosas básicas:

* Una tabla de cortar y sigo insistiendo que la encimera no es un buen sitio para degollar verdura...
* Un cuchillo afilado... el "modelo psicosis" nos puede valer hoy también...
* Una cuchara de madera de "boj".
* Una jarra medidora o un "buen ojo" para medir.
* Una olla con tapa.

INGREDIENTES
Los materiales de construcción

Esto es lo mejor, las pocas cosas que se necesitan:

Para la confitura:

* Dos pimientos grandes, aproximadamente un kilo de peso.
* 100 ml. de vinagre de manzana o de vino blanco.
* 200 ml. de agua.
* 200 gramos de azúcar blanquilla.



Para montar las tostas:

* Una cajita de tostas de las finas o de las redonditas de toda la vida.
* Un paquetito de queso fresco para untar, queso Burgos, queso de cabra de rulo,... a gusto del cliente.


ELABORACIÓN
Mano de obra

* Lavamos los pimientos y con ayuda del cuchillo, retiramos la parte delantera y trasera, partimos en trozos grandes y le retiramos los granitos y las venas blancas.



* Cortamos el pimiento en tiras finas, de 1 cm de grosor, aproximadamente y luego esas tiras las partimos en 2 ó 3 trozos dependiendo de la largura, para que queden todas similares. Bueno, tampoco es que tengamos que hacer todo milimétrico... a la hora de la verdad, dará un poquito igual.




* Medimos las cantidades de agua, vinagre y azúcar en el vaso medidor y una vez lo tenemos todo listo, colocamos en la olla a fuego medio el agua, el vinagre y el azúcar y revolvemos hasta que el azúcar esté completamente disuelto.






* Añadimos los pimientos a la mezcla, revolvemos y dejamos cocer durante 2 horas (aproximadamente) revolviendo de vez en cuando para que se vaya confitando el contenido.



* Al cabo de dos horas, el aspecto debería ser el siguiente: los pimientos prácticamente han reducido su tamaño a la tercera parte, el líquido se ha convertido en un sirope y ha debido perder totalmente el olor y sabor a vinagre.



* Dejamos enfriar los pimientos y luego los podremos usar para hacer las tostas o para conservarlos tal cual y usarlos más adelante, como si de una mermelada se tratase.


* Si os apetece hacer unos canapés, bastará con untar unas tostas con queso fresco o con queso fresco de tipo Burgos y poner un trocito de pimiento sobre éste. La combinación de ambos sabores, el saladito del queso, unido con el dulce del pimiento hace un buen contraste y sorprenderá a quién lo pruebe. Espero que si lo hacéis os guste!!!




Si os ha gustado podéis comentar y colgar vuestras fotos de esta receta en el
muro de CoCiNa PaRa DuMMieS en Facebook,
comentar en el blog o seguirme en Twitter @CoCiNaDuMMieS