26 de marzo de 2012

RoLLoS De PoLLo a La FRaNCeSa

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
El "cordon bleu" de "toda la vida"


A pesar del nombre rimbombante "Cordon Bleu", muy posiblemente debido que esta receta se atribuye a la escuela francesa "Le cordon bleu", estos rollitos de pollo no tienen más grandilocuencia que su nombre. Es la receta más socorrida que he visto en una casa que se puede hacer muy rápidamente y que hasta se puede congelar, con lo que cualquier día tienes un almuerzo o cena super rico y práctico.




Mi madre en casa siempre la preparaba usando filetes de ternera muy finos y a los que les daba una buena paliza antes de enrollarlos. Me explico: los filetes, independientemente de su frescura pueden estar un poco duros o mal cortados por la escasa destreza del carnicero. Eso se soluciona con ese mazo de madera con pinchos que seguramente andará por vuestra cocina y si no anda... bueno, es algo tal que así...
Mazo de madera para aporrear filetes

Bueno, yo creo que en las últimas recetas os he enseñado una cantidad ingente de armas blancas y no tan blancas que daría miedo personarse en mi domicilio, ¿no? Cuchillos, mazos, rodillos,... esto más que una cocina parece una tienda de armas de Harlem!!!! Pongámonos manos a la obra!!!!

¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

* Una tabla para cortar.
* Platos varios, hondos y llanos.
* Una sartén.
* Papel de cocina.

Opcionalmente, aunque yo arriesgaré esta vez sin ellos:

* Palillos (que no "picos") o mondadientes. 


INGREDIENTES
Los materiales de construcción

* Filetes de pechuga de pollo finamente cortados.
* Jamón york o pavo en lonchas.
* Queso Gouda en lonchas.
* Un huevo.
* Pan rallado.
* Sal.
* Aceite de oliva (para freír).



ELABORACIÓN
Mano de obra

* Si la pechuga no viene fileteada, cortaremos primero los filetes. Os cuento un poquito cómo se haría puesto que yo, en este caso, he optado por comprar los filetes ya cortados. Colocamos la pechuga sobre la tabla y le retiramos la grasa, esto es, los trocitos blancos que suele tener por la parte trasera. Seguidamente con un cuchillo bien afilado, deslizamos horizontalmente el cuchillo sobre la pechuga para hacerle una incisión que marcará el grosor del filete. Seguidamente, con cuidadito, retiramos la parte cortada hacia atrás y seguimos deslizando el cuchillo con cuidado hasta hacer un filete.

* Suponiendo que todos hayamos optado por el pollo, nos saltaremos el paso de aporrearlo. Si habéis elegido los filetes de ternera, siempre es mejor darles unos mazazos para curarnos de espanto que todos sabemos aquél dicho de "un golpe a tiempo...." pues aquí también aplica el dicho.

*  Seguidamente, colocamos sobre el filete una loncha de jamón/pavo y una loncha de queso sin que sobresalga.


* Enrollamos el pollo, el jamón y el queso y podemos opcionalmente trabarlo con un palillo (o mondadientes) de madera. Preferiblemente que sea el palillo de los redondos y que los picos sobresalgan por ambos lados para que luego no se nos olvide retirarlos.  Yo siempre lo hago sin palillos (ahí, arriesgando) pero porque no se suelen abrir mientras los freímos.



* A continuación batimos un huevo y preparamos otro plato con pan rallado.



* Empanamos los rollitos, mojando primero en huevo y luego pasándolo por el pan rallado de manera que cubra toda su extensión.



* Finalmente, freímos los rollitos y congelamos otros pocos (siempre sobran). Aquí aviso, si el queso sobresale puede pasar que parte de la humedad del jamón/pavo o del queso salga al aceite con el consecuente riesgo de explosión. Así que hay que tener mucho cuidado con las salpicaduras de aceite, ser prudentes bajando el fuego al sacar los bichos ya cocinados y al meterlos, por favor, no los tiréis como si eso fuera un salto en paracaídas desde un avión.



* Una vez fritos, se pueden presentar tal cual o troceados, con el queso derretido. Se pueden acompañar de una ensalada, unas patatas fritas o cualquier otra cosa.



 
Si os ha gustado podéis comentar y colgar vuestras fotos de esta receta en el
muro de CoCiNa PaRa DuMMieS en Facebook,
comentar en el blog o seguirme en Twitter @CoCiNaDuMMieS

25 de marzo de 2012

PaLMeRiTaS aMoRFiTaS

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Palmero subeeee a La Paaaaalmaaaa....

Es inevitable oír la palabra "palmera" y no pensar en mis islitas... y sobre todo en la tropa palmera de mis tiempos universitarios: Nonup, como representante palmeril máxima y las niñas palmeritas Miri-Miri, Yani, Yane, Cathaisa, Leire,... pues hoy la receta que no es un mojo picón palmero ni mucho menos, va para todas ellas y para todos ustedes y los que se sientan palmeros...

Necesitan bien poco, es más, si hicieron la quiche es muy posible que les haya pasado como a mí. Que no sabía qué hacer con el hojaldre que me sobró para no tenerlo que congelar... y finalmente salió esto. Espero que les gusten, son bien sencillas de hacer (más aún de comer) y así mato dos pajaritos de un tiro. Uno, gasto el hojaldre y dos, llevo las palmeras a mi despacho y engordo al personal que se están poniendo todos muy "tiposos".

Normales y chocolateadas

¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

Básicamente, lo que uno tiene por casa y algún "añadido":

* Un horno.
* Papel de horno o de estraza... no se inventen cosas y dejen de usar papel de aluminio que se pegan las cosas, sobre todo el hojaldre.
* Un cuchillo modelo "psicosis" y un afilador de cuchillos...
* Un arma blanca básica de defensa, esto es, un rodillo o similar.


Añadidos, un delantal (que siempre es lo suyo)
y un "rodillo" made in La Rioja

Si no se dispusiera de rodillo, que puede pasar, puede optarse como he hecho yo por una botella o un vaso de tubo, una lata de cerveza (¿?), un jarrón (¿?)... empiezo a ver muchas cosas cilíndricas por aquí ahora que ya no las necesito...
Opcionalmente, si se decide hacer el baño de chocolate a las palmeritas:

* Un cuenco.
* Una lengua de gato de silicona.
* Una brocha de silicona.
* Microondas.
* Una nevera... que tendréis, seguramente por ahí en la cocina.


INGREDIENTES
Los materiales de construcción

Para las palmeritas:

* 1 hoja de hojaldre, valga la redundancia.
* Azúcar glass o no glass, vamos, de la blanquilla gorda de toda la vida.



Para el recubrimiento:

* Chocolate fondant.
* Nata líquida o mantequilla.


Chocolatéate!!!!

ELABORACIÓN
Mano de obra

* Comenzamos limpiando la superficie sobre la que vamos a trabajar, lavándonos las manitas y quitándonos anillos, pulseras y cosas que se puedan "guarrear".


Limpia y reluciente esperando a ser
ensuciada en breve se haya la encimera

* Esparcimos azúcar sobre la superficie de trabajo y estiramos la masa de hojaldre con cuidado de no romperla. Ponemos la masa de hojaldre sobre el azúcar y hacemos presión con la mano. Seguidamente le pasamos nuestro "rodillo improvisado made in La Rioja" por encima para que coja bien el azúcar.


Confieso que me he pasado un "poquito" con el
azúcar en la foto


Desenroscando el pergamino


El hojaldre sobre el azúcar y
hacer presión...


Y con el "rodillito" estiramos la masa
para que se quede pegadito el azúcar


* Retiramos el papel de horno y espolvoreamos con azúcar la otra superficie del hojaldre. Pasamos nuevamente el "rodillo" tan mono que nos hemos comprado al efecto.


Corporación Dermostética patrocina esta
depilación...


Capa de azúcar, rodillo y listo...

* Doblamos la masa hacia dentro en dos secciones que coincidirán en el centro de la masa. Hacemos esta operación 2 o 3 veces más, aplastando siempre bien la masa.


Primer pliegue


Tras 3 pliegues, obtenemos este churrillo


* Una vez que tengamos el churrito que aparece en imagen, con un cuchillo bien afilado (por eso mejor afilar antes de hacer esto) partimos la masa en secciones de un centímetro aproximadamente. Esto lo hacemos con un corte rápido y limpio. Eso, ya nos viene bien para si un día tenemos que apuñalar a alguien rapidito y finamente... que nunca se sabe.


Yo es que veo el cuchillo ese y oigo la
música de "Psicosis" de fondo

* Precalentamos el horno a 210º y cuando esté caliente, metemos las palmeritas (lo que van a ser las palmeritas, que ni pinta de eso tienen) en el horno durante unos 20 minutos. Cuando falten 5 minutitos para terminar, si ya están doraditas, se les puede dar la vuelta para que se hagan bien por los dos lados.


Distribuimos las palmeritas separándolas
para que no se peguen


Amorfas ellas...


Media vuelta y al horno otra vez...

* Sacamos las palmeras y las dejamos enfriar. Atención: el azúcar de las palmeras está derretido cuando lo saquéis del horno, con lo que "ESO QUEMA". Cuidado. Podemos ayudarnos de la lengua de gato para mover las palmeritas de un sitio a otro o para darles la vuelta.

Esta es la pinta que tienen una vez horneadas. Saldrán aproximadamente unas 16 de tamaño mediano:




Las morenas y las blanquitas


Ricas, ricas... y amorfas.

Y aquí uno prudentemente puede parar la receta... peeeeeero, quería probar a hacer un recubrimiento de chocolate. Para ello:

* Derretimos media tableta de chocolate "fondant" en el microondas. Para esto, teniendo cuidado, se pone el chocolate hecho trocitos en un cuenco y se le va dando calor de minuto en minuto y revolviendo cada 30 segundos. Esto se hace para evitar que se queme y se estropee.


Media tabletita más o menos


Chorrito de nata para que quede más suave
¿No véis el logo de Cuatro ahí?


* El chocolate estará listo cuando tenga un color brillante y podáis removerlo fácilmente con la lengua de gato de silicona.

Y el aspecto final, brillante...


* Añadimos un chorrito de nata al chocolate, procurando que esté a temperatura ambiente o un poco caliente incluso (para no chafar el chocolate) o un par de cucharitas soperas de mantequilla. Esto se hace para suavizar la mezcla (para que no nos quede un bloque de hormigón-chocolateado) y para que luego sea "fácil" bañar a las palmeras.

* El baño: esto se puede hacer, sumergiendo a las palmeras en el cuenco o bien, pintándolas como he hecho yo a brocha gorda... y quedarían tal que así.  Finalmente, las he metido un ratito en la nevera para que se endureciera el chocolate y poderles sacar una foto rauda y veloz y poderlas enseñar... pero también se pueden dejar secando al aire o en el congelador si tenéis mucha prisa.






Espero que os haya gustado la receta y si os atrevéis a hacerla y le echáis una foto... aprovechad para participar en el concurso de las 3000 visitas... ya queda menos para saber el regalín!!!!!


Si os ha gustado podéis colgar vuestras fotos en el muro de CoCiNa PaRa DuMMieS en Facebook,
comentar en el blog o seguirme en Twitter @CoCiNaDuMMieS
Hasta pronto y gracias por leerme

18 de marzo de 2012

QuiCK TiP: SaLTeaDo eXPRéS

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
La seta veloz...

No he visto tantas setas como este fin de semana, vamos, ni jugando al Mario Bros en mis tiempos mozos. Hoy os traigo una receta veloz de estas que me ha dado por llamar "quick tip" (del inglés, consejo rapidillo) que os va a servir como acompañamiento de cualquier cosa (un bistec de ternera, pavo o pollo, por ejemplo) o como entrante o tapita con un buen pan y un buen vinito... venga, que cada día os lo pongo más facilongo, no os podéis quejar!!!

Por cierto, todo sano sano... porque no sé si sabéis que las setas y champiñones son fuente natural de fibra y proteínas y la grasa que vamos a añadir será sólo aceite virgen extra y la que lleva el jamoncito de jabugo... vamos, grasita de la buena. A disfrutar!!!!

 
¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

* La inseparable encimera o la tabla de cortar, en serio, es una inversión de 1 euro en Ikea... insisto.
* Una sartén.
* Un cuchillo afiladito modelo "psicosis" (ver fotos).
* El aparatito torturador de ajos.


INGREDIENTES
Los materiales de construcción

* Una bandeja de setas: níscalos, por ejemplo...
* Unas lonchas de jamón serrano (si es del bueno, pues mejor... éste decía que era de Teruel...).
* Un chorrito de aceite virgen extra (si es del bueno, pues mejor todavía... éste fue un regalito que me trajeron de Huelva).
* Uno o dos dientes de ajo.
* Una pizquinina de sal (al gusto).

Ingredientes "high quality"


ELABORACIÓN
Mano de obra

* Lavamos las setas y las troceamos en tiras más o menos regulares.

Éste es el "cuchillito" en cuestión...
de los de autodefensa...

* Con ayuda del cuchillo modelo "psicosis" aplastamos los ajos para que nos resulte más fácil pelarlos, les retiramos los extremos y los pelamos. Partimos a la mitad y sustraemos el germen, es decir, lo que ya os he contado 14 veces y esta será la quinceava, pero bueno. El germen es la parte del ajo que hace que se repita... Con ayuda del aparatito torturador de ajos los trituramos.


* Ponemos un chorrito de aceite en la sartén (un gran invento el taponcito con pitorro...) y dejamos que se caliente para dorar los ajos.



* Salteamos los ajos sin que lleguen a coger mucho color y añadimos las setas. Las dejamos que se hagan a fuego bajo hasta que se ablanden.


* Sazonamos al gusto...



* Una vez que las setas tengan este aspecto las apartamos:



* Picamos finamente el jamón serrano y servimos en un plato las setas, mezcladas con el jamón serrano y decoramos con una pizca de perejil, por ejemplo.



 
Si os ha gustado podéis colgar fotos de vuestras creaciones en mi muro de Facebook,
comentar en el blog o seguirme en Twitter @CoCiNaDuMMieS
¡¡¡¡¡Gracias!!!!!

17 de marzo de 2012

QuiCHe LoRRaiN TuNeaDa

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
La prima canaria de la quiche francesa...

La historia de esta "quiche" empezó en el cumpleaños de mi amiga Vanesa, que aunque ella diga que ella ese día fue ella la autora de esta pedazo de receta todos sabemos que la hizo su novio Carlos, que ese día también hizo un "cemento armado chocolateado y natilleado" del que ya hablaremos otro día...

Pues eso, la "quiche" que os hago hoy aquí es típica del noroeste de Francia, concretamente a esta (quitándole las setas) se la denomina Quiche Lorraine por el nombre de la región Lorraine (Lorena) donde era típica.

Una vez situados geográficamente, digamos que yo he hecho unas ligeras modificaciones en la receta original, que usa masa quebrada (también conocida como masa brisé) que yo he tenido que sustituir por hojaldre ante la imposibilidad de hacer la masa de manera casera, he variado el queso Gruyère por una mezcla de quesos para gratinado y horneado ( porque Oh La Là, a Mercadona el Gruyère no ha llegado) y he añadido unas setas al experimento porque he visto por ahí que eso también quedaba muy rico... y así ha sido.

Espero que os guste y si encontráis la masa quebrada y el queso que es, y encima le quitamos las setas pues puede decirse que habréis hecho una quiche Lorraine como Dios manda.

¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

* Un horno o híbrido como el mío... que cada día estoy más contenta con él.
* Una fuente tartera de cristal apto para hornos.
* La amiga inseparable, nuestra tabla de cortar. Sí, la encimera también vale...
* Un cuchillo, una lengua de gato de silicona y un batidor.
* Un rodillo de amasar o vaso de tubo o botella de vino... algo cilíndrico y consistente. Hasta una porra de los Geos nos vale.


La tartera de Pirex, la varilla y la
lengua de gato (miau) de silicona


INGREDIENTES
Los materiales de construcción

* Una hoja de hojaldre fresco o una hoja de masa quebrada (brisé).
* 100 ml. de nata para cocinar.
* 3 huevos XL o 4 medianos.
* 100 gr. de pavo en dados.
* 150 gr. de queso rallado para gratinar.
* 8 setas hermosas.
* Una cucharada de aceite de oliva.
* Sal, pimienta y nuez moscada.
* Una pizca de harina para estirar la masa.
Parece que alguien ha hecho la compra...

Y sí, una bolsa de legumbres: judías, garbanzos, lentejas... está ahí camuflada, pero sí, la vamos a usar.


Os detallo un poco las cosas que se usan:

* La masa de hojaldre fresco:



* Las setas... baratitas, eh?


* La nata para cocinar...



ELABORACIÓN
Mano de obra

* Ponemos un poco de harina sobre la encimera, previamente limpia, y desenrollamos el hojaldre sobre ella. Lo estiramos para que quede fino, sin que sea transparente y que siga siendo manipulable... porque hay que transportarlo de un sitio a otro y se pega. Avisados quedáis.


* Colocamos la masa sobre la tartera y la adaptamos a la forma, recortando lo sobrante. Pinchamos la masa con un tenedor... sí, alegremente. Eso se hace para que el hojaldre no se vuelva loco y empiece a subir exageradamente. Por cierto, si vuestro molde no es de cristal sino metálico habrá que untar el molde con aceite para que el hojaldre no se vaya a pegar.

La masa ya metida en el molde y el sobrante

Pincha que te pincha...

* Seguidamente viene el momento "manualidades": tomamos una hoja de papel de horno y lo situamos sobre el molde con el hojaldre ya dispuesto. Lo presionamos para que coja la forma y recortamos los sobrantes de papel que salgan por fuera del molde.

Así cortaba, así así...

* Ahora llega el momento "surrealista" de la receta. Rellenamos el molde con el hojaldre y el papel con lentejas (bueno, o judías o garbanzos). Esto se hace porque las lentejas con su peso impedirán que la masa de hojaldre crezca mucho. Horneamos durante 15 minutos a 190º. 


* Una vez transcurridos esos 15 minutos. Sacamos las lentejas del molde con mucho cuidado porque tardarán un buen rato en perder la temperatura y horneamos otros 5 minutos la masa a 170º para que termine de dorar.

* Por otra parte picamos las setas en trozos de tamaño parecido al de los tacos de pavo y los salteamos con una cucharada de aceite de oliva. Reservamos para que se vayan enfriando.


* Ahora batimos los huevos junto con la nata y les agregamos una pizca de sal, una pizca de pimienta negra y un poquito de nuez moscada (al gusto).


* Colocamos los taquitos de pavo en el fondo de la masa de hojaldre horneada...


* Las setas salteadas...


* Cubrimos todo con el queso rallado...


* Y finalmente, cubrimos todo con la mezcla de huevos y nata... y lo distribuimos bien usando la lengua de gato...


* Ahora horneamos por 15-20 minutos más hasta que esté la superficie de la quiche doradita y ya estará lista para comer!!!


* Y al sacar un trocito, quedaría como veis en la foto...


Si os ha gustado podéis colgar fotos de vuestras creaciones en mi muro de Facebook,
comentar en el blog o seguirme en Twitter @CoCiNaDuMMieS
¡¡¡¡¡Gracias!!!!!