29 de enero de 2012

QuiCK TiP: PiSTo eXPRéS

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Verduras rápidas y sabrosonas...



Siguiendo la saga "cómo camuflar tus verduras" hoy os presento la receta rápida de un pisto, que no es el tradicional pisto manchego pero que, al menos en la base, sale rico, rápido y es un acompañamiento ideal para cualquier otra cosa o que se puede comer como plato principal con un huevo frito y que es bastante resultón. Espero que os guste!!!!


¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

* Una sartén grande.
* Una espátula de madera de boj.
* Y la vitro, o un camping gas o lo que quiera que sea que caliente la sartén...

INGREDIENTES
Los materiales de construcción

* Dos cucharadas soperas de aceite de oliva.
* Medio vaso de tomate frito (o salsa de tomate natural).
* Verdura variada picada (calabacín, cebolla, berenjena, pimientos, tomate, etc).


NoTa MeNTaL: Estas navidades en Mercadona descubrí una bolsita de verduras picadas que sirven para hacer un sofrito, igual que para rellenar una fajita o para esto mismo, para hacer un pisto. Aquí os la presento. No es nada cara, porque teniendo en cuenta que comprar verdura para hacer un pisto para una persona sola es más caro que comprar la bolsita y que todo lo que va dentro se aprovecha y nada se tira... pues a mí me sale a cuenta!!!

Como siempre yo cocinando "in extremis"


ELABORACIÓN
Mano de obra

* En la sartén con las 2 cucharadas soperas de aceite de oliva, sofreímos la verdura a fuego medio-bajo para que se poche y se ponga blandita. Podemos añadir un poco de sal ahora para que la verdura coja sabor y se poche antes. Si lo hacéis con la bolsa de verdura troceada, se cocina todo a la vez. Si lo hacéis usando verdura directamente, al picarla, primero colocamos la cebolla y el pimiento y cuando estén a medio pochar añadimos el calabacín y la berenjena y ya casi al final el tomate natural. Esto se hace porque las verduras tienen tiempos diferentes para cocinarse y puede que nos queden cosas duras y cosas muy desechas.



* Una vez sofritas las verduras y que presenten el aspecto que se ve en la foto siguiente se añade el tomate frito y se revuelve. Eso a gusto de cada cual, a unos les gusta más seco y a otros con más salsa para mojar. Corregimos de sal y se puede añadir (opcionalmente) una pizca de azúcar para que la salsa de tomate no se acidifique.



* Y ya está listo para comer. Normalmente se acompaña con un huevo frito, a estos que les hemos dejado la yema al puntito para mojar con pan o para trocearlo y que se mezcle con todos los sabores de las verduras. Espero que os guste si lo hacéis. Más fácil imposible!!!!!

De la sartén al tupper y mañana al trabajo :-)

28 de enero de 2012

BiZCoCHo MaNDaRíN

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
El bizcocho más rico en España y en Pekín


¿Qué hacer con muchas mandarinas cuando se te ha ido la perola comprando? Sí, cuando te compras un saco de 5 kilos de mandarinas, te has comido la mitad y ya te sale la vitamina C por las orejas... pues un bizcocho aromatizado "a la mandarina".




Para rematar el bizcocho podemos hacerle una glasa para cubrirlo, pero yo no quiero que sea un bizcocho hipervitaminado y super dulce, que sólo lo quiero para desayunos y meriendas sanas así que si os apetece bañarlo en chocolate al estilo de las tartas Sacher, quitarle la parte superior y ponerle gajos de mandarina por encima y cubrirlo con mermelada de melocotón al estilo tarta de mandarina, rellenarlo con una butter cream, o lo que sea... a vuestro gusto golosos!!!! Qué aproveche!!!

El bizcocho acompañado de mermelada
de grosellas y espolvoreado con azúcar glass


¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

* Un horno (de gas, eléctrico o de convección como el mío).
* Un molde para bizcocho o tarta apto para horno y que soporte temperaturas altas.
* Un rallador.
* Un exprimidor manual o eléctrico.
* Un colador grande.
* Batidora de varillas o varilla "manual", la de toda la vida.


Este es el molde al que me refiero: sirve para hacer pasteles
pero también bizcochos. Se desmonta y facilita el desmolde
de los bizcochos y la parte inferior hace de bandeja


Y ya, para los profesionales del bizcocho:

* Una lengüeta de silicona para ayudarnos a manejar la masa.
* Una brocha de silicona, y si no se tiene con la mano y una servilleta de papel nos vale.
Esta es una brocha de silicona desmontable
para poder untar o pintar la comida de forma
higiénica



INGREDIENTES
Los materiales de construcción

* 200 gramos de harina para bizcochos.
* 120 gramos de azúcar.
* 2 huevos grandes.
* 1 sobre de levadura química.
* 10-12 mandarinas pequeñas.
* 125 ml. de aceite de oliva.



ELABORACIÓN
Mano de obra

 * Lavamos las mandarinas. Vamos a rallar la cáscara de 3 o 4 mandarinas hasta que obtengamos como 2 o 3 cucharitas de postre de ralladura. Lo tenemos que hacer con cuidado porque no tenemos que tocar la parte blanca de la mandarina, que amargará la ralladura.

La pobre mandarina después del "raspado"

Como 3 cucharitas de ralladura


* Después de dejar a las pobres mandarinas como si les hubiésemos mandado a la mili, cogemos y exprimimos el resto de las mandarinas y las filtramos para evitar que el zumo contenga trocitos duros o desagradables al gusto. Lo ideal como las mandarinas son pequeñas y no permiten partirlas a la mitad para exprimirlas bien es quitarles el casquito superior y exprimirlas directamente.


* A continuación tamizamos la harina (preferiblemente que sea para repostería o para hacer bizcochos) con ayuda de un colador y con paciencia, porque siempre se ensucia un poquito al hacer esto. Sin embargo, este paso es necesario e imprescindible si hacéis el batido a mano para que no se hagan grumos y quede la masa muy compacta. Si lo hacéis con batidora de varillas podéis evitarlo pero siempre quedará mejor estando la harina más suelta.


* Medimos el resto de ingredientes y nos disponemos a iniciar la mezcla:

Todos los ingredientes preparados para empezar a mezclar

 * Empezamos mezclando el azúcar con el aceite batiendo para que se integre bien. Una vez que lo tenemos integramos añadimos los huevos uno a uno batiendo hasta que estén bien mezclados.


* Después de añadir los huevos mezclamos poco a poco y batiendo bien (esto es muy importante para que quede esponjoso el bizcocho) la harina.


* Después de mezclar toda la harina, obtenemos una masa bastante ligada. Añadimos entonces la ralladura de la mandarina, el zumo de las mandarinas (aproximadamente 300 ml) y la levadura.




* Finalmente, dejamos reposar la masa durante 15 minutos cubriéndola con film transparente. En ese ratito que esperamos y vamos limpiando todo, precalentamos el horno a 180º durante 5 minutos. Metemos la masa en el molde pero previamente lo barnizaremos con aceite y posteriormente sobre el aceite, para evitar que se pegue el bizcocho, espolvoreamos con harina y sacudimos el exceso.



* Disponemos la masa dentro del molde y lo introducimos al horno durante 30 minutos a 180º. Y os recuerdo lo de siempre: LA PUERTA DEL HORNO NO DEBE ABRIRSE BAJO NINGÚN CONCEPTO DURANTE LA COCCIÓN porque el bizcocho se asusta y baja, es decir, todo el trabajo de la levadura se echa a perder!!!!

* Una vez transcurridos los 30 minutos, si lo hacéis en horno de gas o eléctrico y el bizcocho NO se ha dorado por arriba, cambiamos el calor para la parte superior y con el gratinador doramos el bizcocho durante otros 10 minutos más. A mí sólo me han hecho falta 30 minutos porque al ser un horno de convección la cocción es homogénea y el bizcocho ha salido con muy buen color. Para ver que está hecho por dentro lo pinchamos con una aguja de tricotar, un cuchillo o un palillito. Si sale limpio es que ya está.

* Una vez terminado el tiempo de cocción y pinchado el bizcocho, dejamos el bizcocho dentro del horno enfriarse con la puerta del horno ligeramente abierta. Transcurridos otros 10 minutos debería tener la siguiente pinta:


* Con ayuda de la espátula de silicona o un cuchillo despegamos con cuidado los bordes y abrimos el molde. Sacamos los bordes del molde y decoramos al gusto. Yo he espolvoreado por encima del bizcocho un poco de azúcar glass, así que ha quedado un bizcocho bajito con un look tarta de Santiago que no se puede aguantar.



Espero que os guste y si os atrevéis a hacerlo, que es muy sencillito, que os quede muy rico!!!!

QuiCK TiP: GuiSaNTeS eXPReS

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Guisantes camuflados, para los "antiguisantes"


No sé por qué pero a mí me encantan los guisantes y siempre que tengo ocasión me preparo esta receta "exprés" que en menos de 10 minutos tengo lista, ya sea para preparar para el trabajo al día siguiente o para comer rápidamente cuando no tengo mucho tiempo.

No esperéis nada muy "sofisticado" porque no es el caso, es una receta super sencilla, rápida, sana y para salir del paso. Se puede usar de plato principal o de acompañamiento para un filete, por ejemplo. Espero que os guste.

¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

* Un microondas.
* Un cuenco.
* Tijeras o cuchillo.

INGREDIENTES
Los materiales de construcción

* Guisantes ultracongelados (no hace falta descongelarlos).
* Tomate frito.
* Dos huevos cocidos.
* Pavo, pollo, atún o jamón york, lo que más os guste, incluso chorizo u otro embutido.


ELABORACIÓN
Mano de obra

* Vamos a guisar los guisantes de la manera más surrealista posible: con el microondas. Sí, a mí me resulta bastante normal pero se ve que mucha gente no sabe que los guisantes (u otras verduras congeladas o frescas) se pueden hacer en el microondas. Entre las ventajas, que se hace de una forma más rápida, limpia y económica ya que se ensucia un solo recipiente, tardas escasamente 10-12 minutos (para los guisantes) y es más eficiente (energéticamente) que hervir el agua usando una vitro o una cocina de gas.

* Para hacerlo vamos a colocar los guisantes congelados en un cuenco (apto para microondas) y vamos a cubrir con agua a ras del nivel de los guisantes. Los metemos al microondas y les damos a máxima potencia unos 12 minutos de cocción. Yo los he puesto 5 y 7 minutos, parando a mitad para revolver con una cuchara y volver a meter al micro. Al probarlos tras los 12 minutos se ve que ya están cocidos y se escurren.

Vamos a ver la explicación y el resultado en el siguiente vídeo:




* Cocemos los huevos y los pelamos de la manera habitual.... al final el vídeo de la tortura del huevo II... pobrecito. El toque de "humor" de la receta...



* Y finalmente, sí, sí, ya hemos terminado: picamos los huevos cocidos y el pavo y los mezclamos con los guisantes y tomate frito. Y listo, se acompaña con pan tostado y es una comida rápida y sana para cenar por ejemplo, o para acompañar en un almuerzo a un filete, pescadito, etc. Vamos, que más sencillo no se despacha!!!!!


El aspecto final en foto:
Aspecto final, los guisantes camuflados....


Y el momento más esperado, cómo falla el método de pelado de huevo otra vez y como a la tercera, finalmente, va la vencida!!!!



15 de enero de 2012

SoPiTa De PoLLo PaRa eL ReSFRiaDo

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
El remedio universal para gripe, resfriado, resaca,...



Hoy os traigo aprovechando que tengo un gripazo de espanto un caldo de pollo que luego podemos seguir convirtiendo en una rica sopita de pollo y fideos. Esto resucita a un muerto y curar, cura lo que ponga por delante.

Ha quedado rica, doy fe, aunque hoy no es mi mejor día ni para oler comida ni para degustarla porque ni el gusto ni el olfato juegan a mi favor, pero de pinta ha quedado muy rica.


¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

* Una olla exprés o una olla normal, teniendo en cuenta que con la olla normal siempre se tarda el doble o más de tiempo en cocinar las cosas. Hoy voy a presumir de cacharritos de cocina que tengo ;)

* La batidora turbomix.

* Un colador.

* Tabla para cortar, cuchillos, cucharas y una jarra para reservar el caldo.

Olla exprés de última generación UuUuUu


INGREDIENTES
Los materiales de construcción

Para el CALDO vamos a necesitar:

* Un buen muslo de pollo o pavo (como veréis yo uso un cuarto trasero y pechuga porque en el super no les quedaban muslos de pollo cuando fui. No recomiendo la pechuga porque luego queda muy seca).

* Un par de zanahorias grandes peladas y partidas en trozos iguales y grandes.

* Una cebolla pelada.

* Un puerro (lavado, porque siempre puede venir con tierra de la huerta).

* 3 dientes de ajo.

* Un poquito de perejil.

* Agua.

* Sal al gusto.


Finalmente para cuando hagamos la sopa necesitaremos fideos finos del tipo "cabello de ángel"... juraría que de toda la vida estos son los "fideos de sopa" y lo de "cabello de ángel" es algo que se han sacado de la manga últimamente... no sé, de esos fideos finitos de toda la vida, ok?

Los fideos de los que os hablaba


ELABORACIÓN
Mano de obra

* Pelamos las zanahorias retirando los extremos. Para ello nos vamos a ayudar de un cuchillo afiladito o de un pelador de verduras como el que os enseño a continuación.



* Pelamos la cebolla dejándola como se muestra a continuación. Como se puede observar no es una cebolla grandísima, así que si fuera más grande mejor cortarla a la mitad. Limpiamos el puerro con cuidado de que no tengan tierra dentro y los dientes de ajo no hace falta pelarlos, simplemente con aplastarlos un poco ya nos vale.


* Colocamos en la olla el pollo partido en trozos con un poco de agua y dejamos que coja temperatura el agua. Una vez que el agua esté calentita añadimos todas las verduras y cubrimos todo con agua. Como se ve en la imagen también se puede añadir un poco de perejil (eso es al gusto de cada cual) y sal (si queréis echarla ahora bien, y si no, podéis hacer como yo, esperar que esté hecho el caldo y luego cuando se vaya a hacer la sopa añadirla al gusto).



* Cerramos la olla, la ponemos a fuego fuerte y esperamos a que empiece a echar vapor por la válvula. Desde ese momento dejamos la olla a fuego medio durante 15 o 20 minutos dependiendo de la olla. Cuando deje de soltar vapor y la válvula de seguridad indique que podemos abrirla con total tranquilidad de que aquello no explote en nuestras narices abrimos y debemos encontrar algo tal que así:



* Como se puede observar, si retiramos el pollo, las verduras y colamos el contenido de la olla obtenemos un caldo clarito con sabor a pollo. Este caldo se puede guardar para hacer una sopa como vamos a hacer a continuación y junto con el pollo y algo de las verduras, también se puede aprovechar para hacer por ejemplo, unas croquetas.

* Retiramos el pollo a un plato y lo desmigajamos una vez esté tibio.




* El paso que ahora sigue se puede hacer de dos maneras para que el caldo quede más concentrado. Una, es con ayuda de un pasa-purés triturar la verdura y añadírsela al caldo. La otra forma, y es la que yo he hecho para que me quede algo más consistente es triturar la verdura del caldo con ayuda de la turbomix y luego, pasar el resultado por un colador haciendo presión con una cuchara, para que quede un caldo fino con todo el sabor de las verduras y el pollo pero sin trocitos, ni hilitos, ni nada que pueda resultar desagradable al gusto.


Al final, ha resultado casi un litro de caldo

* Ahora para hacer la sopa vamos a echar el caldo obtenido en una olla más pequeña con sal al gusto, el pollo desmigajado y vamos a esperar a que comience a hervir. Una vez que el agua entre en ebullición le añadimos un par de puñaditos de fideos y en 2 minutos hirviendo tendremos una deliciosa sopa de pollo para estos días tan fríos y esos resfriados que nos dan de vez en cuando. Que aproveche!!!!


Cualquier comentario me lo podéis hacer llegar vía mail, en los comentarios del blog, en mi cuenta de Facebook (Wendolina Damiani) o por Twitter (@wendolinadamian). Espero que os animéis y que os salga muy rico!!!!

2 de enero de 2012

GaLLeTiTaS CoN CHiPS De CHoCoLaTe

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Las galletas "chips-a-hoy" más proletarias


Lo de galletitas es un decir, vamos, son unos galletones de campeonato... yo los he hecho con horno de gas pero con el eléctrico me constan que salen por un estilo... hay que tener cuidado porque si se hacen muy juntitas os puede salir una galleta del tamaño de la bandeja del horno!!!!

Espero que os animéis a hacerlas porque están muy buenas para desayunar, merendar, cenar, en definitiva para comer solas a cualquier hora!!!!


¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

* Un horno eléctrico o de gas.
* Un cuenco bastante hondo.
* La batidora de varillas eléctrica o la varilla manual y un buen brazo fuerte.
* Dos cucharas para moldear las galletas.
* Papel vegetal para horno.

Este es el paquetito de papel vegetal
para hornear en hojas


INGREDIENTES
Los materiales de construcción

* 450 gr de harina de repostería.
* 300 gr de mantequilla o margarina (preferiblemente mantequilla).
* 3 huevos.
* 1 sobre de levadura química.
* 1/2 vaso de azúcar blanca.
* 1/2 vaso de azúcar moreno.
* 1 pipeta de aroma de vainilla marca Dr. Oetker
* 1/4 de paquete de gotas de chocolate negro para fundir marca Hacendado.



Las pipetas de aroma de vainilla
de Dr. Oetker

Las gotas de chocolate de Hacendado

Otra versión de la vainilla para añadir
azúcar con vaina de vainilla triturada


ELABORACIÓN
Mano de obra


* Derretimos la mantequilla en el microondas a baja potencia y con cuidado de que no hierva (40 segundos aproximadamente).




* Una vez que está líquida la pasamos al bol donde batiremos todo junto luego, añadimos los dos medios vasos de azúcar y con una batidora de varillas (o con una varilla y a manubrio como hacían las abuelas) nos metemos en faena a darle vueltas hasta que el azúcar con el calorcito se vaya disolviendo. Quedará un color oscuro y misterioso....

El Ying-Yang azucarero

El color tras batir...


* Cuando está disuelto añadimos la vainilla y los tres huevos enteritos (sin la cáscara que si no la galleta llevará unos tropezones rarunos). No hay que complicarse la vida separando claras de yemas que luego todos sabemos lo que pasa...

Tres huevitos...

 
La pipeta de vainilla, que su trabajito dio para
sacarla...

* Ahora, con paciencia, la batidora al mínimo (o si lo hacéis a mano, con ayuda de un alma caritativa) vamos poniendo la mezcla de harina y levadura POCO A POCO, para irla incorporando y que quede una masa uniforme y sin grumos.



* Bueno, para cuando tengáis toda la harina incorporada la masa tendría que ser capaz de hablar, andar y configurar el Iphone 4... nooooo, a ver, tenéis que ver que es consistente, digamos que si metemos una cuchara dentro de la masa se tiene que mantener un poquito de pie, puede caerse pero que se aguante un poquito, vale?

* Y finalmente, esto ya a gusto del cliente se añaden las gotas de chocolate y se revuelven a mano con una cuchara para que queden bien distribuidas. Yo le eché 1/4 de bolsa de la del Mercadona y me pareció una cosa normalita, y claro, poder se le puede echar más y luego al cocinarlas se van camuflando, así que si le echáis la bolsa entera... no pasa nada... ^.^




* En una bandeja de horno, cubierta con papel vegetal (también en Mercadona lo venden en pliegos que no hay ni que cortar) disponemos la masa. Ahora viene lo divertido. La masa cuando se le mete calor se expande de una manera sobrenatural!!! A ver, mejor, poner poquito y bien separado para curarse en salud. Me explico, en una bandeja grande yo puse 9 galletas, 3 filas de 3 galletas pequeñitas y no se pegaron entre ellas ni nada. De todas formas como cada masa es un mundo, cada uno que lo haga a su forma y lo vaya ajustando.



Finalmente, hago distinción para los hornos:

Para horno eléctrico:

Precalentamos a 230º (bueno, al máximo de cada aparato) unos 10 minutos y luego bajamos la temperatura a 200º, ponemos calor arriba y abajo y con el ventilador puesto. Metemos las galletitas a media altura y horneamos. No hay tiempo exacto, me explico, es sacarlas cuando estén doraditas.

Para horno de gas:

Se pone el fuego de la parte baja y se precalienta 10 minutitos el horno. A fuego medio se introduce la bandeja en la parte baja del horno y se hornea hasta que se empieza a ver que el borde de la galleta (sin necesidad de levantarla para ver su parte baja) se pone dorado. Luego, se cambia el fuego para arriba, se sube la bandeja a media altura del horno y se termina de hornear de manera que la galleta se ponga doradita.

Las galletitas tras 10 minutillos, ya con el
bordecito cogiendo color

Las galletitas con el fuego desde arriba ya
tostaditas a punto de sacar


VERSIONES

Hay varias versiones de galleta, si las dejáis más doraditas y blanquitas quedan como los bizcochos de Soletilla, blanditos y con el chocolate por medio. Si lo dejáis que se tuesten más quedan galletas, galletas, es decir, duritas y consistentes como para mojar con leche. A mí me quedaron del tamaño de las cookies del Starbucks pero, no son cookies, es decir, para que sean cookies si quitamos 150 gramos de harina y añadimos a la receta 150 gramos de nueces trituradas quedan más consistentes y más parecidas a las galletas tipo Chips Ahoy!



Pues creo que no me he olvidado nada, para cualquier duda si os atrevéis... comentario al canto!!!! O por Twitter o por Facebook ;)