4 de noviembre de 2012

PiMiENToS eN PaPiLLoTe

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Por si te mandan a freír pimientos...

Posiblemente mucha gente conozca esta técnica de cocina pero no la haya puesto en práctica porque le parezca que es "muy de dieta". Pues nada más lejos de la realidad, esta técnica de origen francés consiste en cocinar verduras o pescados (desconozco si otras cosas) en su propio jugo al horno usando papel de aluminio, popularmente conocido como "papel Albal" por la famosa marca que lo comercializa. A título informativo os diré que de toda la vida yo lo he llamado "papel platina", y desconozco claramente el por qué, si está hecho de aluminio porque demonios en Canarias se conoce con este nombre...

Pues eso, estos ricos pimientos con poquita mano de obra se convierten en una cena ideal acompañados con unas tostas, un buen quesito y quizás unas empanadillas también hechas al horno como vimos hace tiempo. Así que es una receta sencillita, rapidita (bueno, realmente esto está más tiempo en el horno que en ejecución), sana donde las haya y super sabrosona... ¿os apuntáis a la operación "turronini"?  Es decir la operación de adelgazar ahora pa inflarnos luego en Navidades...

Por cierto, esta receta lleva vídeos explicativos!!!

 


¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

Necesitamos:

* Tabla de cortar.
* Cuchillo afilado.

* Unas pinzas o dos cucharas.
* Papel de aluminio por un tubo.

INGREDIENTES
Los materiales de construcción

Sinceramente, hoy necesitamos lo que menos se despacha...

* 3 ó 4 pimientos italianos (para freír).
* Aceite de oliva virgen extra.
* Sal.



ELABORACIÓN
Mano de obra
 
* Limpiamos los pimientos, partiéndolos a la mitad y luego quitándoles las pepitas y los nervios. Luego partimos los pimientos en tiras y éstas en trozos más pequeños (un tamaño como de dos falanges, así una medida que "tengáis a mano").
 

 
 
* Ahora preparamos dos láminas de papel de aluminio de la misma longitud que la bandeja del horno. Ponemos una de esas láminas en la bandeja de horno, rociamos generosamente con aceite de oliva y espolvoreamos con sal.
* Colocamos los pimientos sobre el aceite y la sal y volvemos a poner sobre ellos aceite y sal generosamente.
* Tapamos con la otra lámina de papel de aluminio y cerramos de manera que se quede "bien hermético".


* Colocaremos la bandeja en el horno precalentado a 180º y dejaremos cocer durante 20-25 minutos aproximadamente. Sacamos del horno y abrimos con mucho cuidado porque puede salir vapor de agua muy caliente al abrir.
* Servimos los pimientos en una fuente. Pueden comerse tanto fríos como calientes, están igualmente ricos, solos o acompañados de una tosta o incluso con queso.
Así la próxima vez que os manden a freír pimientos, no los friáis, hacedlos en papillote que es más sano, rico y sabroso!!!! Esto mismo podemos hacerlo con berenjena (aunque lleva más tiempo de cocción), calabacín (en trozos pequeños), zanahorias, cebollas,... y así completar una rica escalibada.
 
Aquí os dejo los vídeos explicativos
 
 
  Y sobre el resultado final...



Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook eel grupo "Cocina Para Dummies" o en Twitter en @CocinaDummies. Muchas gracias por seguirme!!!