19 de julio de 2012

SPaGHeTTi GaMBeReTTi

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
La gamba camuflada...

Hoy tengo el gusto de presentaros una receta que me comí ayer pero por primera vez en mucho tiempo no me cociné yo, sino mi pinche de cocina ayer reconvertido en cocinero... vamos, mi novio. ¿Quién iba a decir que el chico cocinara tan bien? Es más, ¿quién iba a pensar que luego me iba a dejar la cocina más limpia que lo que la dejo yo normalmente? Córcholis!!!!

La receta es una recetina típica de Sicilia, esa islita italiana que parece la pelotita a la que la bota italiana le está dando una patada. Bueno, dejemos de hablar de geografía y vayamos al meollo de la cuestión... esta receta a mi me sorprendió porque en España estamos muy acostumbrados a ver la pasta enchumbada (palabrejo canario que significa bañada) en salsa y la pasta de este plato está más bien acompañada de una "salsa" por llamarlo de alguna manera donde las gambas hacen acto de presencia.... a mí particularmente me gustó mucho, oler olía de lujo y saber también. Lleva su puntito picante y natural..., muy sana para mi gusto. Espero que os guste... tanto como me gustó a mí.



¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura
Más o menos, lo de siempre cuando hablamos de pasta:

* Tabla de cortar y cuchillos.
* Dos sartenes.
* Una olla.
* Instrumental para sacar la pasta de la olla.
* Mortero, opcional.

INGREDIENTES
Los materiales de construcción

Para 2 personas, un despliegue de recursos inimaginable:

* 200 gramos de spaghettis finos (por debajo del número 3, para los entendidos).
* 200 gramos de colas de camarones (o gambas en su defecto).
* 2 ó 3 cucharadas soperas de pan rallado.
* 1 paquete de tomates cherry (200 gramos, aprox.).
* 1/2 cebolla pequeña.
* 1/2 vaso de vino blanco.
* 1 diente de ajo.
* 3 guindillas.
* Perejil.
* Sal.
* Aceite de oliva virgen extra.


Opcionalmente,
* Queso parmesano reggiano o Grana Padano... según la parte de Italia desde donde vengáis rodando con la rueda de camión de queso esa.

ELABORACIÓN
Mano de obra

Ahora os voy a intentar transmitir la receta, tal cual me la contaron a mí, la cual fue extraída de una página italiana (escrita en italiano e interpretada como se pudo):

* Si tenemos la cebolla congelada de toda la vida, no habrá que cortarla finamente. Si no, cortar y llorar, as usual. Picamos asimismo el ajo pero en trozos suficientemente grandes para luego poderlos extraer de la sartén y que no se nos repita el sabor del mismo.

* En una sartén ponemos unas 2 ó 3 cucharadas soperas de aceite y sofreímos la cebolla y el ajo hasta que se pochen, sacamos los ajos y añadimos las gambas o colas de camarón. Aquí puntualizo, las colas de camarón según el chef son más sabrosas... de ahí que no usar gambas como en la receta tradicional. Se remueven las gambas durante un minutillo hasta que estén hechas, es decir, cojan color.

 
* Añadimos el medio vaso de vino blanco y dejamos que hierva para que evapore el alcohol.
* Seguidamente, añadimos los tomates cherrys previamente partidos en dos mitades, las 3 guindillas (y que sean grandes para poderlas identificar luego, que luego nos las comemos por error y pasa lo que pasa) y el perejil previamente pasado por el mortero o similar si no se tiene.

 
* Tapamos por 10 minutos la sartén con la mezcla y cocinamos a fuego medio para que suelte los juguitos y concentre el sabor de los ingredientes y lo más importante, el picor de la guindilla.
Ahora comienza la parte donde debemos tener concentración a la par que coordinación. Casi simultáneamente o si no tenéis ocho brazos, una cosa detrás de la otra:

(1) Ponemos agua a hervir con sal en una olla grande para luego echar la pasta que habremos medido y dejado lista un ratillo antes de empezar a cocinar.
(2) Cuando la sartén de la salsa lleve 5 minutos haciéndose tapada, metemos la pasta en la olla con agua hirviendo para que se cueza durante el tiempo especificado por el fabricante. Si son finos será como unos 4-6 minutos.
(3) A un par de minutos de terminar la cocción de la pasta tostar el pan rallado en una sartén con una cucharada de aceite hasta que coja un color más oscurito (1 minuto o así).
(4) Se añade el pan rallado a las gambas y se mueve para integrarlo todo.
(5) Se saca la pasta y se escurre. Se adereza con un poco de aceite de oliva para que se separe bien.
Y finalmente se mezcla la pasta y la salsa, se ralla parmesano y se corre a la mesa que eso calentito está suuuuuper rico.

Espero que os guste la receta y si la hacéis o queréis comentar algo siempre podéis hacerlo dejando un comentario aquí en el blog, por Facebook en el grupo "Cocina Para Dummies" o en Twitter en @CocinaDummies. Muchas gracias por seguirme!!!
Follow my blog with Bloglovin