29 de enero de 2012

QuiCK TiP: PiSTo eXPRéS

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
Verduras rápidas y sabrosonas...



Siguiendo la saga "cómo camuflar tus verduras" hoy os presento la receta rápida de un pisto, que no es el tradicional pisto manchego pero que, al menos en la base, sale rico, rápido y es un acompañamiento ideal para cualquier otra cosa o que se puede comer como plato principal con un huevo frito y que es bastante resultón. Espero que os guste!!!!


¿QUÉ NECESITAMOS PARA ESTA RECETA?
La infraestructura

* Una sartén grande.
* Una espátula de madera de boj.
* Y la vitro, o un camping gas o lo que quiera que sea que caliente la sartén...

INGREDIENTES
Los materiales de construcción

* Dos cucharadas soperas de aceite de oliva.
* Medio vaso de tomate frito (o salsa de tomate natural).
* Verdura variada picada (calabacín, cebolla, berenjena, pimientos, tomate, etc).


NoTa MeNTaL: Estas navidades en Mercadona descubrí una bolsita de verduras picadas que sirven para hacer un sofrito, igual que para rellenar una fajita o para esto mismo, para hacer un pisto. Aquí os la presento. No es nada cara, porque teniendo en cuenta que comprar verdura para hacer un pisto para una persona sola es más caro que comprar la bolsita y que todo lo que va dentro se aprovecha y nada se tira... pues a mí me sale a cuenta!!!

Como siempre yo cocinando "in extremis"


ELABORACIÓN
Mano de obra

* En la sartén con las 2 cucharadas soperas de aceite de oliva, sofreímos la verdura a fuego medio-bajo para que se poche y se ponga blandita. Podemos añadir un poco de sal ahora para que la verdura coja sabor y se poche antes. Si lo hacéis con la bolsa de verdura troceada, se cocina todo a la vez. Si lo hacéis usando verdura directamente, al picarla, primero colocamos la cebolla y el pimiento y cuando estén a medio pochar añadimos el calabacín y la berenjena y ya casi al final el tomate natural. Esto se hace porque las verduras tienen tiempos diferentes para cocinarse y puede que nos queden cosas duras y cosas muy desechas.



* Una vez sofritas las verduras y que presenten el aspecto que se ve en la foto siguiente se añade el tomate frito y se revuelve. Eso a gusto de cada cual, a unos les gusta más seco y a otros con más salsa para mojar. Corregimos de sal y se puede añadir (opcionalmente) una pizca de azúcar para que la salsa de tomate no se acidifique.



* Y ya está listo para comer. Normalmente se acompaña con un huevo frito, a estos que les hemos dejado la yema al puntito para mojar con pan o para trocearlo y que se mezcle con todos los sabores de las verduras. Espero que os guste si lo hacéis. Más fácil imposible!!!!!

De la sartén al tupper y mañana al trabajo :-)